Barcelona prueba cámaras móviles para vigilar el tráfico

La Guardia Urbana de Barcelona ha puesto en marcha una experiencia "piloto" en la que una furgoneta dotada de cámaras de vídeo recorren las calles de la ciudad filmando el tráfico. La polémica no se ha hecho esperar.

Barcelona prueba cámaras móviles para vigilar el tráfico
Barcelona prueba cámaras móviles para vigilar el tráfico

La misión de estas nuevas "armas" de la Guardia Urbana es localizar vehículos robados o en situaciones anómalas. Para ello, las cámaras leen las matrículas y envían los datos a un ordenador, que los compara con una base de datos de matrículas sospechosas, robadas o en condiciones ilegales.

El sistema de trabajo es sencillo. Una de las cámaras graba el coche en cuestión, mientras que otra se centra en la matrícula y ordena a los equipos informáticos realizar las comprobaciones pertinentes.

De momento, el Ayuntamiento de Barcelona asegura que se trata sólo de una prueba que acabará el día 20 de enero. Una vez concluida la experiencia, analizarán los resultados y decidirán si compran o no estos vehículos, cuyo precio es de 60.100 euros, unos 10 millones de pesetas.

Según informa hoy la prensa de la ciudad condal, este tipo de furgones espía se utilizan ya en lugares como Ottawa, capital de Canadá, y se están probando en Boston y Salt Lake City, en Estados Unidos, y Melbourne, Australia.

Polémica por las grabaciones
Ante la llegada de estos nuevos elementos de control, la polémica no ha tardado en saltar. El Grupo Municipal de CIU, en la oposición en el Ayuntamiento, se ha preocupado por la posible violación de la intimidad que suponen esas grabaciones. Incluso han señalado que podrían ser ilegales.
Los ediles de Convergencia i Unió han pedido que se respete a las personas que van en los coches y no se les grabe.

Desde la Guardia Urbana se ha asegurado que "el vehículo con las cámaras tiene como función detectar infracciones o matrículas de coches robados, y no tiene como objetivo las personas".

Insisten también en que se trata de una prueba y puede que sus resultados no satisfagan. Además, apuntan que, de momento, no han pensado en incluir en el ordenador aquellos coches con multas pendientes, otra posibilidad que preocupaba bastante.

Los mejores vídeos