Barcelona apuesta por la informática para luchar contra los atascos

A la vuelta de las vacaciones, los habitantes de Barcelona se encontrarán más paneles que les informarán de dónde se encuentran los atascos. Además, los coches serán vigilados por nuevos aparatos de infrarrojos, pero, eso sí, sus conductores no se darán cuenta.

La Ciudad Condal espera implantar en los próximos meses cámaras de visión artificial, dispositivos muy utilizados en Estados Unidos que permitirán conocer qué tipo de vehículos circulan por cada calle.

Hasta que lleguen estos aparatos, Barcelona ha decidido ampliar sus sistemas informáticos. El objetivo es que los conductores conozcan en todo momento el estado de las calles para que puedan evitar las más transitadas.

Los ciudadanos, gracias al Servei Català del Trànsit, se informan en la actualidad del estado del tráfico, pero, en breve, también podrán consultar los veinticinco nuevos paneles que se repartirán por la avenida de la Meridiana, una de las zonas más concurridas de la ciudad.

A través de estos paneles, se podrá conocer el tiempo que necesitamos para entrar y salir de la urbe, los recorridos alternativos para evitar el atasco e, incluso, si hay algún vehículo accidentado en nuestra ruta.

Como los apuntadores en los teatros, seis contadores automáticos de vehículos mediante infrarrojos facilitarán la información necesaria a los conductores de la Meridiana. Así, esta avenida también se suma a la Vía Agusta, la avenida del General Miltre y la calle del Doctor Marañón, zonas que ya cuentan con este ingenio mecánico.