Barcelona apuesta por el párking subterráneo

La red de aparcamientos municipales de Barcelona crecerá en un 15 por ciento en los próximos tres años, según ha asegurado el concejal de Movilidad de la ciudad Condal, Jordi Hereu. El 70 por ciento de las plazas irán destinadas a vecinos, mientras que el resto podrán ser utilizadas por abonados y usuarios rotatorios.

Los párkings recurren la sentencia
Los párkings recurren la sentencia

En total, construirá 31 nuevos párkings, tanto de gestión pública como privada, en los próximos tres años. Este plan supondrá para la ciudad una inversión cercana a los 137 millones de euros.El concejal de Seguridad y Movilidad, Jordi Hereu, ha presentado este fin de semana un programa que contempla que el 70 por ciento de las nuevas plazas sean utilizadas por los vecinos que residen en las zonas donde se construirán los párkings. El resto de los aparcamientos podrán ser utilizados por abonados o usuarios rotatorios.El distrito más favorecido por este plan será el de Sant Martí, que en los próximos tres años contará con 5 nuevos párkings y 1.300 plazas adicionales. Por su parte, el aparcamiento con más capacidad será, probablemente, el del centro de mercancías del Tibidabo. Los de la Plaza Gaudí y Josep Carner experimentarán una nueva modalidad de espacio subterráneo compartido por coches y autocares de turistas.El nuevo programa municipal contempla también la posibilidad de que el barrio de Grácia acoja, por primera vez, un párking subterráneo exclusivo para motos. Este aparcamiento podría tener una capacidad para 300 plazas y sería siempre de gestión pública. Acogerá abonados (a un precio de entre 36 y 40 euros mensuales) y clientes rotatorios (60 céntimos la hora). Por otra parte, la Dirección General de Puertos y Transportes de la Generalitat de Cataluña ha redactado el texto del decreto que supondrá la inminente creación del Consell Catalá del Taxi, futuro órgano asesor y de consulta del sector. El documento, al que ha tenido acceso el Periódico de Catalunya, otorga a este organismo competencias en la discusión de las tarifas y en la concesión de nuevas licencias. El texto también apuesta por la aplicación de nuevas tecnologías para incrementar la seguridad de los conductores y por la incorporación de la mujer al sector.Barcelona está dispuesta a mejorar su movilidad urbana y a “expulsar" de sus calles al mayor número posible de vehículos. Para ello, el Ayuntamiento ha decidido multiplicar el número de párkings subterráneos en la ciudad con la creación de 7.644 plazas de aparcamiento.