Baño de tecnología para el Peugeot 406

Peugeot actualiza su 406 con un auténtico baño de tecnología punta. Desde ahora, este modelo llevará los últimos avances técnicos desarrollados por la marca francesa.

Le ha tocado el turno. Después de que otros hermanos de gama, como el 607, pasasen por la máquina del tiempo y volviesen del futuro cargados de adelantos tecnológicos, el 406 también se apunta al carro de la innovación. Para empezar, lo que en sus principios era arquitectura eléctrica parcialmente multiplexada, pasa ahora a ser totalmente multiplexada. En Peugeot señalan que este cambio mejora la comunicación entre todas las partes del coche y fomenta el buen funcionamiento de los equipos de seguridad y confort.

Gracias al multiplexado del esquema eléctrico, el coche enciende de forma automática las luces de frenado en caso de fuerte desaceleración. También conecta las luces cuando las condiciones de visibilidad empeoran, cuando se entra en un túnel o cuando los limpiaparabrisas funcionan a gran velocidad.

Otra ventaja es el funcionamiento de las luces de cortesía y el alumbrado de acompañamiento, que permiten ver incluso un minuto después de cortado el contacto del coche. El limpiaparabrisas con sensor de lluvia también funciona gracias al multiplexado.

El apartado de seguridad se ha visto incrementado con airbags frontales inteligentes, capaces de ajustar su potencia de disparo al peso y talla de los pasajeros.

El confort del vehículo gana con la llegada de un parabrisas atérmico, que protege mejor de los excesos de radiación solar, regulando de forma más correcta la temperatura interior del coche.

Peugeot ha destinado un esfuerzo especial al volante. En este caso, han desarrollado el concepto de mandos “Com 2000", que agrupan hasta cuatro controles ergonómicos en el volante. Con ellos se pueden manejar las luces, los limpiaparabrisas, la radio y el control de la velocidad.

Este equipo de control se encarga también de graduar el nivel sonoro de los intermitentes. Si el coche va más rápido, lo incrementa para que no deje de oírse en ningún momento.

Por último, la apertura de las puertas cambia. Desde ahora, la llave dispondrá de dos botones y llevará la función de localización del vehículo mediante el activado de los intermitentes, aunque en ese caso no se desbloquean las puertas.

Para el 406 coupé, se ha montado un “supercierre". Peugeot describe este término como una acción capaz de cerrar todas las puertas del coche de forma total, desacoplando los seguros, y de cerrar las ventanillas que hubieran quedado abiertas.

Con todos estos nuevos ingredientes, el 406 se convierte en un auténtico muestrario de tecnología sobre ruedas.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.