Ban Ki Moon destaca el acuerdo alcanzado para desarrollar más de cien proyectos para impulsar energías sostenibles

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha anunciado este jueves que los países participantes en la Cumbre de Río 20 han acordado más de cien proyectos para impulsar el uso de energías renovables y sostenibles.

Casi 120 jefes de Estado y de Gobierno se reúnen desde el miércoles en Río de Janeiro (Brasil), en la Cumbre sobre Desarrollo Global 'Río 20', que hace referencia a las dos décadas que han pasado desde que los principales líderes mundiales se reunieran en este mismo lugar en la llamada 'Cumbre de la Tierra'.

'Conseguir energía sostenible para todos no es solo posible, sino necesario. Es el hilo conductor que une el desarrollo, la inclusión social y la protección medioambiental', ha señalado Ban en conferencia de prensa.

La iniciativa 'Energía Sostenible para Todos' pretende reunir proyectos de gobiernos, empresas y organizaciones civiles para hacer más accesibles, eficientes y limpias las fuentes de energía. Entre sus principales objetivos está el de doblar para 2030 la tasa de eficiencia energética así como el uso de energías renovables.

'Esta iniciativa ya está movilizando acciones significativas de todos los sectores de la sociedad. Trabajando juntos, podemos aportar soluciones para impulsar el crecimiento económico, aumentar la igualdad y reducir los riesgos del cambio climático', ha indicado Ban Ki Moon.

La Agencia Internacional para la Energía asegura que 1.300 millones de personas --un quinto de la población mundial-- no tienen electricidad en sus casas o en sus negocios. Más de la mitad de esa población depende de la madera, el carbón o desechos animales para poder cocinar, lo que repercute en la salud de las personas ante la emisión de gases nocivos.

Entre los primeros países que han prometido adoptar los primeras proyectos se encuentra Brasil, el país anfitrión de la cumbre, que ha asegurado que invertirá 4.300 millones de dólares (3.500 millones de euros) en conseguir que todo el país tenga acceso a una fuente de electricidad para 2014.

Microsoft está entre las primeras empresas que se ha propuesto compensar la emisión de gases de efecto invernadero hasta conseguir un saldo cero mientras que Nissan ha asegurado que invertirá 5.000 millones de dólares (unos 4.000 millones de euros) para mejorar la eficiencia energética de sus vehículos.