Baja presión de las ruedas, más gasto

El 63% de los conductores europeos circula con baja presión en sus neumáticos, lo que genera un consumo adicional de carburante de 3.100 millones de litros al año, valorados en 5.000 millones de euros, según el resultado de una campaña de revisión de ruedas realizada por Bridgestone.

El futuro de la planta de Bridgestone, este miércoles
El futuro de la planta de Bridgestone, este miércoles

La compañía explica que el hábito de conducir con baja presión en los neumáticos tiene también efectos negativos para el medio ambiente, con la emisión adicional de 7,4 millones de toneladas de CO2, equivalentes a 2,7 gramos por kilómetro por cada vehículo.

El análisis de las inspecciones de 46.000 coches llevadas a cabo en once países europeos durante el pasado año revela que el 17,5% de los conductores circula con una presión muy por debajo de lo recomendado, mientras que en el 4,3% de los casos se genera incluso un riesgo para la seguridad porque el nivel de presión es "peligrosamente bajo".

Además, uno de cada cinco neumáticos presentaba en las inspecciones un dibujo de la banda de rodadura por debajo del mínimo legal establecido en 1,6 milímetros, lo que genera más posibilidades de sufrir "aquaplanning" y aumenta el riesgo de colisión. Además, el 3,5% de los neumáticos estaba "severamente" desgastado.

Los mejores vídeos