Babieca cabalga solo

Se llama Babieca y en lugar de cuatro patas, tiene cuatro ruedas. Además, no precisa de Cid Campeador que lleve las riendas. Ni Cid, ni nada, porque Babieca es un coche que se mueve solo y viaja sin conductor

Babieca cabalga solo
Babieca cabalga solo

Este original invento tiene como base un Citroën Berlingo y ha sido desarrollado por técnicos del Centro Superior de Investigaciones Científicas, CSIC.
Según los técnicos de esta institución, el control del vehículo utiliza un sistema basado en la lógica borrosa, un nuevo lenguaje matemático que trata los datos con un razonamiento similar al que utilizan las personas, es decir, atendiendo a variantes imprevistas. Gracias a él, un ordenador manejado por una persona transmite al vehículo todas las órdenes necesarias para que se mueva por si mismo. Incluso es capaz de aparcar, aunque todavía no sabe esquivar obstáculos con facilidad.
El ordenador está conectado a un sistema de seguimiento por satélite GPS calibrado con un margen de error de un centímetro. El GPS indica al coche su posición exacta en relación con todo lo que le rodea. Después, el computador dice a los mandos del coche lo que tienen que hacer en cada momento.
Ricardo García Rosa y Teresa de Pedro, responsables del proyecto, aseguran que este coche será muy útil para situaciones como atascos donde la velocidad sea muy reducida, o para personas minusválidas. También se ha pensado en emplearlo para usos como la desactivación de explosivos o las visitas a parques tématicos con circuitos cerrados.
El coche puede ir a 90 km/h y está propulsado por un motor eléctrico. Puede recorrer 500 kilómetros sin parar y sin necesidad de que se le acondicionen carreteras especiales, aunque eso sí, sin tráfico frontal: no sabe evitar obstáculos.