Aún no hay acuerdo: los transportistas siguen en huelga

La patronal de los transportistas prosigue hoy sus negociaciones con Hacienda. La supresión del “céntimo sanitario" es la única reivindicación del sector sobre la que aún no se ha llegado a un acuerdo, por lo que los paros continúan.

Aún no hay acuerdo: los transportistas siguen en huelga
Aún no hay acuerdo: los transportistas siguen en huelga

Ya hay acuerdos con Fomento, Trabajo e Interior; sólo queda salvar un escollo para que los transportistas desconvoquen la huelga indefinida que comenzó ayer. Se trata de la supresión del “céntimo sanitario" para el sector. Pedro Solbes, ministro de Economía y Hacienda, auguró que el Gobierno “podría tomar alguna decisión" sobre este tema, pero la situación es complicada.En primer lugar, esta tasa –con la que Madrid, Cataluña, Asturias y Galicia gravan el combustible para financiar la Sanidad- depende de las distintas comunidades autónomas. Hacienda lanzó ayer una propuesta: trasladaría a las administraciones regionales su petición y el “céntimo" sería eliminado entre 2006 y 2007. Esto obligaría al Ejecutivo a buscar fórmulas de compensación para las comunidades. La idea no ha convencido a la patronal del sector (CETM), que hoy continuará con las reuniones para analizar el documento presentado por la Administración. Si no hay acuerdo, 250.000 vehículos de carga de mercancías permanecerán, un día más, en sus garajes.Además, hay que tener en cuenta que, aunque se firme un pacto, los transportistas aún tendrían que finalizar la negociación que mantienen con los cargadores, sus principales clientes. Les han pedido que trasladen los costes del encarecimiento del petróleo a sus tarifas y, mientras no se llegue a un acuerdo, los paros seguirán adelante. El desabastecimiento en los mercados sólo se nota, de momento, en la cornisa cantábrica, donde las huelgas comenzaron hace una semana. Ya escasean los productos de primera necesidad: las subdelegaciones del Gobierno de Galicia han realizado un llamamiento, con el fin de organizar caravanas que transporten alimentos, medicinas o combustible. Estos convoyes estarían protegidos por efectivos de la Guardia Civil, la Policía Nacional o la Policía Local, con el fin de evitar incidentes.La protección de los camiones no es exagerada: aunque sólo se han contabilizado incidentes aislados, han sido bastante graves. Ayer, dos vehículos fueron tiroteados entre los kilómetros 402 y 385 de la A-5, en la provincia de Badajoz. Varios camiones, además, han sido apedreados.
Por otra parte, un camionero resultó herido en Cantabria, cuando explotó la rueda de un vehículo que, al parecer, pretendía sabotear.
También se han registrado incidentes en Orense y Girona, donde los piquetes han causado retenciones en varias carreteras. Si la huelga continúa, el desabastecimiento podría extenderse al resto del país dentro de dos o tres días. Éste es el plazo que también se han marcado las gasolineras antes de que sus surtidores marquen mínimos. La mayoría de las estaciones de servicio rellenaron sus depósitos este fin de semana, ante la avalancha de automovilistas que decidieron repostar para no quedarse sin combustible. Los paros ya han afectado a la factoría automovilística del grupo PSA (Peugeot-Citroën) en Vigo, que ha detenido su producción a las seis de la mañana, debido a la falta de componentes para ensamblar vehículos. La intención de la fábrica es recuperar la manufactura que se perderá (unos 2.000 coches diarios).Por su parte, las instalaciones de Mercedes-Benz en Vitoria, con un sistema de trabajo que no acumula piezas en sus almacenes, también se han visto obligadas a paralizar su producción.

- Las tarifas que cobran los transportistas gallegos y andaluces son las más bajas de España. Se sitúan entre los 0,70 y los 0,75 euros por kilómetro recorrido, según el secretario general de la Federación Gallega de Transportes de Mercancías (FEGATRAMER), José Carlos García Cumplido.
  • El País Vasco es una de las regiones en las que menos se han seguido los paros, según la patronal. El sindicato vasco de transportistas autónomos, Hiru, ha decidido no secundar esta huelga, al entender que no atiende a los intereses de los trabajadores por cuenta propia.

  • El senador del PP por Castellón y portavoz en la Comisión de Fomento en la Cámara Alta, Juan José Ortiz, preguntará al Ejecutivo en la sesión plenaria del próximo miércoles sobre cómo se va a afrontar la crisis del sector. En breve, los camioneros tendrán más opciones para cubrir sus rutas entre España y Francia. El Túnel de Somport estará abierto para las mercancías peligrosas a partir de enero de 2006, mientras que, en 2010, se pondrá en servicio la totalidad de la autovía entre Zaragoza y Jaca.Los profesionales han reclamado a Fomento un nuevo plan estratégico de transporte de mercancías por carretera (que sustituirá al actual proyecto PETRA), un incremento de las ayudas para el abandono de la actividad de los autónomos y un aumento de las dotaciones destinadas a las Sociedades de Garantía Recíproca para avales a pymes. También han pedido la modificación de las bases que regulan la concesión de estas ayudas.

    Por otra parte, han solicitado medidas para la mejora de la comunicación y de la imagen del transporte por carretera, una mayor formación de los profesionales, la inclusión en los contratos de una cláusula de revisión automática de los precios por la variación del importe del gasóleo y la prohibición –salvo excepciones- de que los conductores participen en las tareas de carga y descarga. También solicitan la elaboración de un nuevo Plan de Inspección del Transporte por Carretera y el seguimiento adecuado de la evolución del sector.

    Asimismo, han pedido al Ministerio de Economía y Hacienda la definición de las condiciones de aplicación de un gasóleo profesional, con el fin de que entre en vigor en 2007. También exigen una reducción del cien por cien sobre las primas de seguros durante 2006 y del 50 por ciento para 2007 (de momento, los transportistas han aceptado una rebaja del 75 por ciento). Además, solicitan el mantenimiento de la actual fiscalidad del Impuesto Especial de Hidrocarburos en la banda mínima establecida por la Unión Europea.

    La reducción del 50 por ciento en las tarifas del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), la eliminación del Impuesto sobre Ventas Minoristas de Hidrocarburos (el famoso “céntimo sanitario") y la mejora de las deducciones por inversiones en vehículos ecológicos –así como la inspección tributaria de las conductas que distorsionan la competencia- son también peticiones del sector.

    Los transportistas han solicitado al Ministerio de Trabajo que la transposición de la Directiva europea sobre Tiempos de Trabajo esté vinculada a un acuerdo patronal y sindical. También piden el reconocimiento de las enfermedades profesionales, junto a la jubilación anticipada, el aplazamiento en las cotizaciones a la Seguridad Social (sin que ello suponga el devengo de intereses) y la revisión de la tarifa de primas para la cotización por las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

    Por último, los transportistas han pedido al Ministerio del Interior que la recuperación de los puntos del nuevo carné de conducir sea más fácil para los miembros del sector. Además, ha requerido la eliminación de cualquier restricción de circulación genérica y el establecimiento de corredores abiertos al tráfico pesado durante todo el año.