Aumento del consumo de carburantes en España

El año pasado el precio del crudo tuvo una importante caída que repercutió directamente en el aumento del consumo de carburantes, al menos en nuestro país. Por otra parte, el incremento de matriculaciones y la tendencia hacia una "dieselización" del parque automovilístico han provocado no sólo una incremento en el gasto sino un empujón al consumo del gasóleo de automoción.

Según las cifras de ventas de combustible durante 2001, que se acaban de hacer públicas, el año pasado aumentó el consumo de combustibles en nuestro país de forma considerable.

Mientras que el de gasolina se redujo en un 0,6 por ciento, el de gasóleo subió en un 6,6 por ciento, lo que equilibró la pequeña caída de la gasolina. Este aumento en el gasóleo de automoción se debe, principalmente, a la tendencia hacia la "dieselización" que está sufriendo el parque automovilístico español.

El incremento en el gasto de Diesel ha obligado a España a subir las importaciones de este combustible.

En total, en nuestro país se consumieron en 2001 8,4 millones de toneladas de gasolina y 25,9 millones de toneladas de gasóleo. Este último dato reúne no sólo el de automoción, sino también el B, para uso agrícola y pesquero, y el de calefacción (que cayó en un 3 por ciento).

Los principales motivos para el fuerte incremento son la bajada de los precios del crudo en los últimos meses de 2001 y la subida en el número de matriculaciones, con un 4,4 por ciento más que en 2000.

Los precios del crudo suben ligeramente
Mientras se anuncian estas cifras en España, en el ámbito internacional ayer se sufrió un leve repunte de los precios del crudo. De hecho, la Bolsa de Nueva York cerró la sesión con un coste por barril de petróleo de 21,4 dólares, 0,94 dólares más que en la jornada anterior.

Este incremento se debe, sobre todo, a que los recortes de producción de la Opep y de otros países productores que no pertenecen a esta organización están comenzando a hacer efecto.

A primeros de año, los miembros del cártel petrolero decidieron producir 1,5 millones de barriles menos al día. A esta disminución se unieron varios estados productores que están al margen de la organización internacional y que recortaron sus extracciones en casi medio millón de barriles al día.

Esta menor afluencia de crudo al mercado se une a las previsiones de que las reservas estadounidenses han bajado (los datos se darán a lo largo del día de hoy) y al rumor de que hay tropas de EE.UU. en terreno de Irak (aunque el pentágono lo ha desmentido).