Aumento de los beneficios y descenso de las ventas en el sector europeo del automóvil

Este 2002 las ventas de automóviles en España caerán un 5,4 por ciento, mientras que en Europa occidental descenderán un 3,4 por ciento. A pesar de esto, se recuperará rentabilidad respecto al periodo anterior. Al menos, esto es lo que señala un informe realizado por el banco de inversión alemán WestLB Panmure.

El banco germano WestLB Panmure ha realizado un informe analizando el negocio de los nueve grandes fabricantes europeos (PSA Peugeot-Citroën, Renault, Volkswagen, BMW, DaimlerChrysler, Porsche, Fiat, Volvo y Scania) y ha concluido que los beneficios que arrojó el sector del automóvil en Europa en 2001 se han visto reducidos en un tercio respecto al año 2000. Así, el beneficio neto del sector fue de 6.401 millones de euros (1,06 billones de pesetas), un 33 por ciento menos que el ejercicio anterior. Esto no ha sido óbice para que las matriculaciones crecieran ligeramente en Europa (un 0,5 por ciento más) y fueran récord en España.

Para este año 2002, la cifra de beneficios se elevará hasta los 9.189 millones de euros (1,52 billones de pesetas) lo que supondrá un incremento del 43 por ciento con respecto a los datos de 2001, aunque aún estará lejos de los números logrados en el trienio 1998-2000. Sin embargo, las ventas europeas descenderán una media del 3,4 por ciento y en España, un 5,4 por ciento. Esto hay que achacarlo al aumento del paro y al deterioro de la confianza de los consumidores, motivados por la situación de crisis económica que se atraviesa en la actualidad.

El informe señala que este 2002 estará marcado por una gran competencia en cuanto a precios y recortes en la producción y en los puestos de trabajo. Alemania, por su parte, será foco de tensión por una presumible negociación salarial conflictiva.

Sin embargo, no todos son malos augurios. Entre los puntos positivos, WestLB Panmure ha señalado la renovación de gamas de las diferentes marcas, algo que estimula el mercado a la vez que incrementa la productividad por el uso de nuevas tecnologías, y la recuperación económica que se prevé para la segunda mitad del año.