Aumenta la demanda de dispositivos manos libres para móviles

La entrada en vigor de la nueva Ley de Tráfico ha provocado que las ventas de dispositivos manos libres para móviles se incrementen de forma espectacular.

Como consecuencia de la entrada en vigor de la

Untitled Document

Ley de Seguridad Vial que acabamos de estrenar, se han producido numerosas reacciones en todos los sectores implicados en el asunto del tráfico en nuestro país. De las declaraciones de algunas personalidades, dábamos cuenta ayer en Autopista Online.

Hoy nos ocupamos de las consecuencias económicas para otros sectores. Las empresas de telefonía, a través de los accesorios para los móviles, por ejemplo, han visto cómo suben sus ventas de forma repentina. El motivo es muy simple, la nueva norma sanciona a los conductores que hablen por el móvil mientras conducen, si no lo hacen con un dispositivo manos libres. La ley recoge la prohibición expresa de "utilización de teléfonos móviles o cualquier otro sistema de comunicación mientras se conduce, salvo que el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos, cascos, auriculares o instrumentos similares."

En la actualidad, hay dos tipos de sistemas de manos libres. Uno, el más barato, ronda los 30 euros (unas 5.000 pesetas) y necesita de la intervención del usuario para descolgar y colgar el teléfono; y otros descuelgan y cuelgan por sí mismos mediante un sistema de reconocimiento de voz, éstos tienen unos precios desde los 160 euros (más de 25.000 pesetas). El segundo modelo es el que se ajusta a lo que dicta la norma, ya que "no se emplean las manos" para accionar el sistema.

De todas formas, utilizar uno u otro dispositivo implica una falta de atención al volante, tal y como explicaba hace unos meses en una conferencia en Madrid el catedrático valenciano de Seguridad Vial, Luis Montoro. Según este especialista, conducir y atender el teléfono es una actitud peligrosa, ya que la atención en el ser humano es limitada y si atendemos a un tema, restamos atención a otro.

La nueva norma sancionará, siguiendo el texto de la Dirección General de Tráfico, a quienes hablen por el teléfono móvil mientras lo mantienen en la mano.

Sin embargo, no todos los sectores económicos se podrán ver tan beneficiados como el de los accesorios de teléfonos móviles. Desde hace algún tiempo muchas empresas, amparándose en que no estaba legislado, vendían utensilios capaces de detectar los radares de la Guardia Civil de Tráfico. Pues bien, el uso de estos dispositivos está también expresamente prohibido.

Los taxistas piden tiempo
Al igual que el uso del móvil, la nueva Ley de Tráfico también impide el manejo de emisoras, un aparato que es vital para los radio-taxis. Además, según la Confederación del Taxi de España (CTE), este colectivo se siente discriminado frente a policías o ambulancias, que sí pueden utilizar estos elementos.

La CTE ha recordado que, en la actualidad, más de 30.000 taxis llevan incorporada la emisora de radio taxi, por lo que han solicitado una demora de seis meses y ayudas económicas para acondicionar sus vehículos.

¿Qué ocurre con las multas en trámite?
Con la nueva ley, se rebajarán las multas un 30 por ciento si la persona sancionada decide pagarlas de forma inmediata. En la antigua norma, esta opción sólo se ofrecía en las infracciones de caracter leve y el descuento era de un 20 por ciento.

La organización Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha pedido a las autoridades de Tráfico que el nuevo descuento por pago inmediato sea aplicado con carácter retroactivo para que los automovilistas españoles puedan ahorrarse 135 millones de euros (22.500 millones de pesetas).

La AEA basa la petición en el principio constitucional de "retroactividad de ley más favorable", que se podría aplicar a los expedientes sancionadores actualmente en tramitación, con independencia de que el ciudadano haya ejercido su derecho a la defensa.

La organización Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha solicitado a Tráfico que apliquen la retroactividad

Los mejores vídeos