Audi: deportivo de futuro

La marca alemana Audi también ha querido dejar su impronta en el Salón de Tokio, una muestra en la que toman mayor protagonismo los fabricantes nipones, con la presentación de un prototipo, el Audi Shooting Brake Concept.

Audi: deportivo de futuro
Audi: deportivo de futuro

El gusto por lo deportivo no se discute en determinadas marcas. Este es el caso de Audi, un fabricante que siempre ha estado presente en los circuitos y en los tramos de los rallyes a lo largo de la historia. Por eso, no nos tiene que extrañar que sea un vehículo de altas prestaciones el que debute como concepto en esta edición de 2005 del Salón de Tokio. En esta ocasión, se trata de un compacto, que, por dimensiones (4,20 metros de longitud), podría equipararse al A3 (4,18 m), y que tiene ciertas similitudes estéticas con el Serie 1 de BMW. El frontal es la parte que le da mayor personalidad, con un diseño que hereda rasgos del los automóviles de Audi en la DTM (Campeonato de Turismos Alemán) y del prototipo RSQ. La parrilla es de grandes dimensiones, al igual que las tomas de aire, que recuerdan a las de automóviles deportivos de primera fila. En esta zona, y en la parte trasera, encontramos un difusor de aluminio, característico de la competición, que conduce la corriente de aire debajo del coche y le permite ser más aerodinámico y tener mayor agarre a la superficie.Lateralmente, destacan los enormes pasos de rueda, preparados para alojar llantas de 19 pulgadas, el contraste entre superficies cóncavas y convexas y la línea de cintura dinámica, que multiplica, a la vista, la energía deportiva de este modelo.La trasera posee una estética prominente propiciada por un ancho pilar C, unos grupos ópticos de gran tamaño y un doble escape trasero.El interior no desmerece en cuanto a deportividad frente al exterior. Los guiños racing son incontables: volante deportivo multifunción con la base achatada al estilo del RS4, palanca de cambios corta y muy a mano, pedalier en aluminio y goma, salidas de aire circulares y acabadas en aluminio, etc.Destaca sobremanera la pantalla táctil con diodo emisor de luz (OLED), que es más fácil de leer que una convencional de cristal líquido (LCD), sobre todo cuando el sol se reflejan en ella. Este Audi Shooting Brake Concept también cuenta con terminal MMI (Multimedia Interface), radio y navegador con DVD. El Audi Shooting Brake Concept está equipado con un motor ya conocido en la gama Audi. Se trata de un 3.2 V6 de 250 CV (a 6.200 rpm) y un par máximo de 32,6 mkg entre 2.500 y 3.000 rpm. Sus prestaciones son de primer orden. Así, acelera de 0 a 100 km/h en sólo 6 segundos y alcanza una velocidad máxima –limitada, eso sí- de 250 km/h. Para sujetar tanto caballo, este "concept" cuenta con tracción integral y una suspensión dinámica de nueva factura en la que se incluye un nuevo sistema de amortiguación adaptativa. En él se sustituye el líquido convencional del amortiguador por otro de tipo magnetoreológico, lo que permite que las cualidades del amortiguador tengan una influencia electrónica, aplicando un voltaje a los electroimanes. Esto, en cristiano, supone que es la propia centralita del coche la que determina la situación de conducción dominante en cuestión de milisegundos y actúa en consecuencia. El conductor puede elegir, sin embargo, el tipo de estilo que llevará al volante: más deportivo o más confortable. Los frenos son cerámicos en este prototipo y tienen una resistencia a la fatiga cuatro veces mayor que la que ofrece un equipo de frenos convencional.

Los mejores vídeos