Audi controlará las cuentas de Seat, aunque no participará en su accionariado

La Dirección de Audi ha negado la posibilidad de que la marca bávara entre en el accionariado de Seat, aunque sí se ejercerá un estrecho control sobre las cuentas de la española.

El futuro presidente de Seat, Andreas Schleef, ha confirmado que la marca Audi no participará accionarialmente en la marca española y, por lo tanto, los resultados de Seat no se consolidarán en Audi.

Las cuentas de la española serán responsabilidad de la propia Seat, aunque Audi ejercerá un estrecho control sobre las mismas, lo que finalmente se traducirá en que Seat trasladará sus cuentas a la automovilística germana puntualmente.

Audi fabricará en Martorell
Audi, por su parte, no ha descartado que utilice la planta de Martorell (Barcelona) para la fabricación de algunos de sus modelos como el A3 y como el A4, que comparten plataforma con modelos de Seat como el Toledo y el León.

Lo que sí esta asegurado es la integración en el área de Diseño. Los centros técnicos de Martorell (Seat) y el centro de Diseño que Audi posee en Sitges se unirán, formando una sociedad en la que la marca alemana tomará una participación directa.

Por otra parte, Audi ha anunciado que sus ventas en el año 2001 se incrementaron un 11,1 por ciento respecto al año anterior hasta alcanzar las 726.134 unidades. Para el próximo 2002, la marca alemana cree que matriculará 730.000 unidades. "Nuestro objetivo es mantener las ventas en un mercado a la baja, lo que nos permitirá aumentar nuestra cuota de mercado", ha explicado el hasta ayer presidente de Audi, Franz-Josef Paefgen.