Audi adelanta a la competencia en China

El mercado chino se va abriendo poco a poco a los productos occidentales. Claro ejemplo de ello es el de los coches de lujo, un segmento en el que Audi lleva la voz cantante.

Audi adelanta a la competencia en China
Audi adelanta a la competencia en China

Con un precio 500 veces superior al salario mensual de un chino, el nuevo A6 de Audi está logrando unas muy buenas cifras de venta en China. En 2000 matriculó 17.000 unidades y para 2001 espera que esa cifra se eleve hasta las 28.000.

El crecimiento se ha basado en buscar a aquellos ciudadanos desahogados económicamente y a los que les gusta lucirse y en que Audi ya lleva casi una década en este mercado, lo que la ha conducido a tener una posición de casi monopolio en este difícil segmento.

Los responsables de Audi en China lo tienen claro. "Somos nosotros contra "Bandera Roja" (una limusina fabricada en China que usan algunos líderes políticos) y los importadores". El A6 será utilizado en China como coche oficial en ese país y presenta respecto al A6 occidental una serie de modificaciones, como diferentes motores y una mayor anchura de vías.

La compañía usa lo que su presidente Kevin McCann denomina "un sistema de franquicia clásico" en colaboración con FAW (First Automobile Works de China) para vender sus coches. En 2000 contaba con 16 distribuidores, mientras que este año se espera cerrar con unos 50.