Asociación estatal de víctimas de tráfico aplaude el nuevo sistema de recuento de fallecidos y heridos de la DGT

El presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes de Tráfico (DIA), Francisco Canes, ha aplaudido el nuevo sistema de recuento de fallecidos y heridos presentado este lunes en el Congreso por la directora de Tráfico, María Seguí, porque 'lo que hace es acercar más los datos a la realidad que se vive en todas las familias'.

'Nos parece una mejora porque así podremos conocer de primera mano cómo se traducen y lo que cuestan los accidentes graves y leves', ha indicado a Europa Press Canes, quien ha considerado 'más fiable' estas estadísticas. En este sentido, ha subrayado que el nuevo método --que utiliza más fuentes además de las policiales-- ha permitido conocer que 'existen muchísimos más heridos por accidentes de los que se creían'.

Concretamente, la directora de Tráfico ha apuntado que con el nuevo sistema 'el número de heridos graves prácticamente se duplica y heridos leves se multiplica por cinco'. En 2011 hubo 11.347 heridos graves por accidentes de tráfico y 104.280 heridos leves.

Asimismo, Canes ha valorado que en el nuevo sistema se cuantifique el coste que suponen los accidentes de tráfico para la sociedad --el 1% del PIB-- y ha indicado que esa cifra es 'una barbaridad' que debe hacer a las compañías de seguros reflexionar sobre la necesidad de aumentar las indemnizaciones que reciben las víctimas, en lugar de hacer 'correr al resto de la sociedad con ese coste'. Actualmente, la Administración, las aseguradoras y las víctimas están negociando una modificación del baremo de indemnizaciones.

Según los cálculos presentados por Tráfico este lunes, los fallecidos en accidentes de tráfico tuvieron un coste para el sector transporte y la salud en 2011 de 2.884 millones de euros, mientras que el coste de los heridos graves para esos sectores ese año fue de 4.856 millones de euros y el de los heridos leves de 3.347 millones de euros, lo que arroja un coste total de 11.089 millones de euros, el 1 por ciento del PIB.