Así puedes proteger tu coche de los efectos negativos de los geles desinfectantes

Los geles desinfectantes para las manos tan populares en estos tiempos del coronavirus Covid-19 pueden tener efectos negativos en el interior de los coches.

Así puedes proteger tu coche de los efectos negativos de los geles desinfectantes
Así puedes proteger tu coche de los efectos negativos de los geles desinfectantes

El uso de geles desinfectantes para las manos se ha hecho cada vez más popular desde que estallase la actual gran crisis pandémica del coronavirus Covid-19. Muchos de estos geles contienen como uno de sus componentes principales el etanol (o alcohol), muy eficaz por su poder desinfectante, aunque puede tener efectos negativos en muchas de las zonas del interior del vehículo.

Según Ford, los productos químicos como el etanol, que suele encontrarse en los desinfectantes de manos, pueden reaccionar con ciertas superficies del coche, haciendo que algunas de ellas se desgasten prematuramente, es decir, se envejezcan antes. Por ello, los ingenieros de la firma del óvalo han comenzado a aplicar y a reformular la constitución química de los revestimientos protectores de los materiales del interior para que se mantengan en buen estado el mayor tiempo posible.

En las primeras pruebas que están realizando los ingenieros de Ford también se aplican a los accesorios de almacenaje, vendidos a través de la División de Servicio al Cliente de Ford, como revestimientos del maletero o cubiertas plásticas interiores.

Además de los desinfectantes de manos, otros geles muy habituales en esta época del año como la crema solar o el repelente de insectos también pueden ser particularmente dañinos para las zonas del interior del coche.

A la hora de limpiar el interior del vehículo, desde Ford recomiendan evitar utilizar productos que contengan lejía o peróxido de hidrógeno, así como productos a base de** amoníaco**, ya que pueden dañar los recubrimientos antidestellos y antihuellas del interior del vehículo. Los productos desinfectantes para el hogar que no lleven dichos componentes también se pueden aplicar en el interior del coche en dosis razonables.

"Se debe prestar especial atención a las áreas que se tocan con frecuencia, como el volante, los tiradores, la palanca de cambios, cualquier botón o pantalla táctil, los limpiaparabrisas y los intermitentes, los reposabrazos y los ajustes de los asientos", recuerda Jenny Dodman, oficial médico jefe de Ford Reino Unido. "Los cinturones de seguridad también deben ser prioridad en la lista de limpieza de cada conductor. El cinturón de seguridad se coloca sobre ti y es probable que sea ‘víctima’ de cualquier tos o estornudo".

Para comprobar cómo reaccionan las piezas del interior a las temperaturas extremas, los equipos de Ford en Dunton (Reino Unido), y Colonia (Alemania), prueban las muestras de material a temperaturas que en algunos casos pueden llegar a los 74°C, la temperatura que puede alcanzar el interior de un coche aparcado en la playa en un día caluroso. En otras pruebas simulan una exposición prolongada al sol, con muestras bombardeadas con luz ultravioleta hasta 1.152 horas (48 días). También están probando la resistencia de los plásticos a temperaturas bajas de hasta -30°C cuando se vuelven más frágiles, haciendo rebotar repetidamente una pesada bola de goma sobre ellos para asegurarse de que el plástico no se agriete.

La DGT aconseja cómo desinfectar el coche para protegerte del Covid-19

Relacionado

La DGT aconseja cómo desinfectar el coche para protegerte del Covid-19

Qué partes debes desinfectar de tu coche y los mejores consejos para prepararlo para su uso

Relacionado

Qué partes debes desinfectar de tu coche y los mejores consejos para prepararlo para su uso

Los mejores vídeos