La 'sombra' de Woods vuelve a acechar las calles de Augusta

El 'Tigre' examina su recuperación ante la pujanza de McIlroy con cinco españoles buscando brillar
Autopista -
La 'sombra' de Woods vuelve a acechar las calles de Augusta

El Augusta National Golf Club acoge desde este jueves la pelea por la prestigiosa chaqueta verde que se otorga al ganador del Masters, el primer 'grande' de la temporada golfística, y que se presenta con un amplio abanico de aspirantes, entre ellos de forma seria el estadounidense Tiger Woods, deseoso de acabar con su sequía en 'majors' y volver a la caza de Jack Nicklaus.

El jugador californiano saboreó su último 'grande' en junio de 2008 cuando conquistó su tercer Abierto de los Estados Unidos, pero a partir de ahí inició una larga sequía cuando parecía que acabaría en un visto y no visto con el récord del 'Oso Dorado' de 18 'majors'.

Algo más de un año después, el 'Tigre' ganaría el BMW PGA Championship y luego llegaría el revuelo por sus problemas privados, su parón de juego y el inicio de una caída libre, aderezado con lesiones, que le llevó no sólo a perder el número uno mundial que prácticamente había poseído de forma dictatorial sino a dejar de ganar.

Sin embargo, a finales de este mes de marzo, en el Arnold Palmer Invitational, uno de los torneos previos al Masters, Woods volvió a sonreír dos años y medio después, y lo hizo tras haber superado nuevas molestias físicas. El estadounidense se volvió a colar entre los mejores del ranking mundial, el sexto, y tras descansar esta semana, llega como uno de los serios aspirantes.

El exnúmero uno del mundo ya tiene en su armario cuatro chaquetas verdes y busca una quinta, lo que le haría desempatar con Palmer y quedarse a una del récord de Nicklaus, que además le sitúe con 15 'grandes' en su curriculum, a tres de igualar a Jack Nicklaus. El americano siempre ha rendido bien en Augusta, donde aparte de sus triunfos, atesora varios 'top ten', aunque no gana en Atlanta desde 2005.

Además, los espectadores están deseosos de poder verle librar un duelo con el joven norirlandés Rory McIlroy, estrella ya confirmada y cuyo nivel de juego le hizo ser hace poco uno de los ocupantes de un trono mundial, dominado ahora por los jugadores del Viejo Continente.

El de Holywood, ahora número dos mundial, es un fiero competidor y seguro que está deseoso de librar una buena 'batalla' en el Augusta National Golf Club. El británico tendrá ganas de quitarse la espina de lo sucedido el año pasado, cuando era un serio aspirante al triunfo hasta dilapidar todas sus opciones en el domingo, con una tarjeta de 80, una muestra que este recorrido no perdona ni los nervios ni los errores.

Dos meses después se desquitó con una auténtica exhibición en el US Open y desde entonces se ha convertido en uno de los golfistas más sólidos de la actualidad. Su juego se adapta bien a las características del campo lo que le hace encabezar las apuestas para ser el relevo del sudafricano Charl Schwartzel, con la difícil tarea de defender su corona, algo que nadie hace desde que Woods hiciese doblete en 2002.

Otros aspirantes a pelear por la victoria son el americano Phil Mickelson, triple ganador y siempre a tener en cuenta, los australianos Adam Scott y Jason Day, en la pelea en 2011, la pareja inglesa formada por Luke Donald, número uno del mundo, y Lee Westwood, deseosos de quitarse esa etiqueta de grandes jugadores sin 'majors' en su haber.

DEBUT DE FERNÁNDEZ-CASTAÑO.

En cuanto a la representación española, correrá a cargo de Álvaro Quirós, Sergio García, Miguel Ángel Jiménez, Gonzalo Fernández-Castaño y José María Olazabal que, en principio, no entran en las apuestas y que, salvo el de Fuenterrrabia, doble ganador de la chaqueta verde (1994 y 1999), buscarán brillar en busca de puntos necesarios de cara a la Ryder Cup de este año cuyo equipo europeo capitanea precisamente el guipuzcoano.

Quirós intentará aprender de la experiencia del año pasado, cuando llegó a ser colíder en la primera jornada, pero luego no pudo mantener la regularidad, mientras que García, renacido tras su buen final de 2011, afronta un torneo donde su mejor puesto fue cuarto (2004) y con el ánimo renovado de sus buenas actuaciones en el US Open, 'British' y el Campeonato de la PGA de 2011.

Por su parte, Jiménez no está en su mejor campaña, pero siempre puede ser capaz de lo mejor y será muy observado porque compartirá partido con Woods, y Fernández-Castaño disfrutará de su estreno en Augusta, donde intentará pasar el corte.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...