Publicidad

Wi-Fi Direct, el detector de peatones

General Motors está desarrollando un nuevo sistema inalámbrico, instalable en dispositivos como los smartphones, mediante el cual el conductor de un vehículo pueda detectar la presencia de peatones y ciclistas. Conocemos cómo es el sistema 'Wi-Fi Direct'.
-
Wi-Fi Direct, el detector de peatones
Wi-Fi Direct, el detector de peatones

La tecnología avanza a pasos agigantados, y la industria del automóvil no iba a ser menos en adaptarse a los nuevos tiempos. Lo venimos viendo con los nuevos avances en seguridad que incorporan los vehículos, activando una frenada de emergencia o moviendo el vehículo cuando detectan la proximidad de un obstáculo, o advirtiendo cuando el conductor está fatigado, o incluso conduciendo el vehículo de manera autónoma.


La nueva aportación de General Motors, todavía en fase de estudio y prueba, se llama ‘Wi-Fi Direct’, un sistema inalámbrico de asistencia al conductor que, mediante la conexión entre dispositivos, es capaz de detectar la presencia de peatones y ciclistas en situaciones de gran tráfico de vehículos y de peatones o con bajas condiciones de visibilidad.

Como podéis comprobar en el video que acompaña a esta noticia, el sistema 'Wi-Fi Direct' –integrado en los sensores de detección de objetos de los vehículos– permite localizar a los peatones que tengan conectado su smartphone al sistema. El conductor es advertido de la proximidad de los peatones o de los ciclistas, aunque éstos se encuentren en un ángulo muerto.

Una aplicación complementaria para los usuarios, compatible con el sistema 'Wi-Fi Direct', es la posibilidad de identificar a los usuarios habituales como, por ejemplo, operarios de la vía pública, mensajeros, repartidores, etc.

Los dispositivos capaces integrar este sistema de General Motors, entre los que se encuentran algunos smartphones, se conectan entre sí mediante un punto de acceso compartido sin tener que recurrir a un repetidor de telefonía móvil. Es decir, con esta ausencia de puntos intermedios es posible enlazar dispositivos y detectar la posición de éstos en apenas un segundo, cuando un sistema inalámbrico convencional tarda entre siete y ocho segundos.

El sistema 'Wi-Fi Direct' de General Motors permite la conexión de dispositivos entre vehículos (V2V) y entre un vehículo y una infraestructura (V2I) a una distancia máxima de 200 metros –lo que serían dos campos de fútbol–. Cuenta además con la seguridad y sistema de protección en red WPA2.

Otra de las ventajas que podrá incorporar el sistema Wi-Fi Direct es el de la posibilidad de enviar archivos desde el propio ordenador de casa al sistema de infoentretenimiento y de navegación del coche de manera fácil y rápida.

El objetivo de este sistema pretende no sólo advertir al conductor de la presencia de peatones y ciclistas que se puedan cruzar en el camino del vehículo, sino que también podrá prevenir de todo tipo de accidentes al conocer de antemano también el estado de la vía o vehículos que estén parados en la carretera.