WiBLE, el servicio de coche compartido de Repsol y Kia, ya opera en Madrid

Tras una fase de prueba, WiBLE empieza a funcionar con tarifas muy atractivas dependiendo del uso que se haga del vehículo. La flota la forman 500 Kia Niro híbrido enchufables.
Sonia Recio -
WiBLE, el servicio de coche compartido de Repsol y Kia, ya opera en Madrid
WiBLE, el servicio de coche compartido de Repsol y Kia, ya opera en Madrid

Los coches compartidos, conocidos con el anglicismo de “carsharing”, no cesan de proliferar en las grandes ciudades. Lo que empezó siendo una experiencia piloto con car2go y su flota de Smart Fortwo , se ha convertido en una excelente alternativa de movilidad para aquellos que utilizan el coche puntualmente o se mueven por las almendras centrales de las ciudades, cada vez más restringidas al uso de vehículos particulares.

La última en sumarse a la tendencia del “carsharing” ha sido WiBLE. Impulsada por Kia y Repsol, hace unos meses se presentó en sociedad y comenzó una etapa de prueba que ahora ha concluido en su lanzamiento cien por cien operativos al mercado, por el momento solo en Madrid.

Cómo darse de alta

La flota de WiBLE la componen 500 unidades de Kia Niro hibrido enchufables. Para acceder a ellos hay que descargarse una aplicación desde Apple Store o Play Store que es válida para todos los dispositivos iOS y Android. Después, hay que completar el registro online facilitando una serie de datos –tarjeta de crédito incluida-. En apenas unos minutos, la cuenta será verificada y activada.

La elección del Kia Niro por WiBLE no es casual: con este vehículo se pretende ofertar una serie de servicios de los que otros operadores de “car sharing” no disponen. Así, a la autonomía del Niro –mucho mayor que la de otros coches de la competencia- se suman unas tarifas muy atractivas que se ajustan a un uso del vehículo distinto y conforme a las necesidades de cada cliente.

Publicidad

Tres tipos de tarifas

La tarifa inicial será de 0,24 céntimos minutos durante la primera hora. A partir de este momento, se facturará 3 euros por hora. Si el cliente decide quedarse el coche todo el día, el precio será de 50 euros por jornada. Eso sí, si se superan los 100 km diarios habrá que pagar 0,25 euros por kilómetro adicional.

Con todo ello, además del uso puntual del coche con WiBLE “se promueve el uso prolongado de estos vehículos para afrontar sin agobios ni preocupaciones una escapada a la sierra, a un centro comercial a las afueras, etc. con amigos o con familia”, según valora Javier Martínez Ríos, CEO de la compañía.

Por el momento, la flota de WiBLE tiene dos bases operativas en Las Tablas y Pozuelo para gestionar sus 500 vehículos. Próximamente, se añadirá otra en Villaverde y varios aparcamientos en el centro de Madrid.

Publicidad
También te puede interesar

Este verano arrancará en Madrid el nuevo servicio de carsharing que, con coches híbridos enchufables de Kia, permitirá no sólo dejar atrás la ciudad, sino también poder desplazarse con cinco personas.

Si estás interesado en unirte al club de los “sin coche”, o buscas alquilar uno de vez en cuando, te contamos y analizamos todas las opciones: la movilidad está cambiando.

Un 50% de los europeos considera que no es imprescindible tener un coche en propiedad para realizar sus desplazamientos diarios: el coche compartido gana adeptos.