VW Navarra: tensión en las negociaciones

La dirección de Volkswagen Navarra tensa la cuerda de las negociaciones: pone en duda que se fabrique en la planta el nuevo Polo y reduce la producción futura de este modelo.
Autopista -
VW Navarra: tensión en las negociaciones
VW Navarra: tensión en las negociaciones

Las negociaciones para la aprobación del nuevo convenio colectivo en Volkswagen Navarra elevan su tensión día tras día. Cansada de la postura del Comité de Empresa, la dirección de la compañía ha decidido retirar su oferta para producir allí 10.000 nuevas unidades del Polo.

La razón esgrimida por los responsables de la marca alemana es que la factoría navarra no dispone de la “estabilidad suficiente” tras la imposibilidad, hasta la fecha, de firmarse el convenio colectivo.

La dirección de la compañía ha responsabilizado de esta decisión al Comité de Empresa, después de que éste decidiera el pasado jueves rechazar la última y definitiva oferta de convenio que realizaba la empresa. En un comunicado, se hace un “llamamiento a la responsabilidad del comité de empresa, para que dejen de perjudicar tanto a los trabajadores de Volkswagen Navarra como al futuro de este centro”.

En lo que va de negociación del convenio, según datos de la dirección, se han dejado de producir 8.572 coches por la convocatoria de huelgas y asambleas.

La empresa ha confirmado que, en la situación actual, “resulta absolutamente imposible mejorar la oferta, pues de todas las medidas de ahorro impuestas durante la negociación, se han ido retirando todas hasta sólo quedar la que supone reducir los sobrecostes por producción en sábado”. Respecto a la flexibilidad, VW Navarra aclara que las medidas propuestas “son similares a las ya firmadas por las representaciones sindicales en el resto de fábricas de automóviles”.

La dirección también ha dejado caer que la postura del Comité de Empresa puede afectar de manera importante a la decisión que tiene que adoptar Volkswagen sobre dónde se fabricará el sustituto del Polo. Navarra está peleando con la planta de Bratislava por hacerse con la nueva generación de este utilitario.

Por su parte, el presidente del Comité de Empresa, Jesús Sánchez Bruna, ha confirmado que este lunes analizarán la postura adoptada por la dirección, aunque ya ha lamentado su decisión que, aparte de no elevar la producción, reducen la existente en 1.000 coches, lo que supone cerrar el 24 de marzo.

Bruna ha señalado que “un día nos dan y otro nos reducen producción, pero la responsabilidad no es ni de la plantilla ni de la representación sindical”. En la reunión de hoy no se descarta que se acuerde el inicio de movilizaciones.

La planta navarra es la única de la industria del automóvil española que aún no tiene claro su futuro a corto plazo. Las dos últimas en asegurar su futuro han sido la de General Motors en Zaragoza y las de PSA en Vigo y Madrid.

El presidente de Navarra, Miguel Sanz, ha anunciado que va a actuar como mediador en el conflicto entre la Dirección y los sindicatos a pesar de que cree que las diferencias entre ambas partes son "mínimas" y "salvables".

<

p> La Consejería de Economía e Industria de Navarra va a convocar a las dos partes para ayudar !a culminar un proceso de negociación que tanto está tardando en llegar", en palabras de Sanz.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...