Volkswagen quiere a Seat líder en España

El grupo alemán Volkswagen, primer fabricante europeo de automóviles, pretende que su filial española Seat se convierta en el líder del mercado español en los próximos años, según indicó el presidente y consejero delegado de la compañía, Martin Winterkorn, durante la presentación de los resultados anuales de la empresa.
-
Volkswagen quiere a Seat líder en España
Volkswagen quiere a Seat líder en España

Para conseguir este objetivo, el grupo Volkswagen acometerá un plan de inversiones de 450 millones de euros anuales durante el próximo decenio. Martin Winterkorn resaltó que, en todo momento, ha confiado en la marca de Martorell (Barcelona), aunque hizo hincapié en que ésta «tiene que reducir costes».

En relación con el nuevo plan que el consorcio alemán tiene previsto poner en marcha en Seat, Winterkorn explicó que el objetivo de la filial española debe ser volver a retomar la rentabilidad en los próximos años, situarse como líder en España y mejorar la penetración en los mercados internacionales. «Seat tiene que volver a obtener números negros», añadió.

Por su parte, el director financiero del grupo Volkswagen, Hans Dieter Pöstch, resaltó que el ajuste de personal necesario para lograr los objetivos en Seat «será al estilo Volkswagen», es decir, que no se despedirá a nadie, sino que se llevará a cabo mediante un programa de bajas incentivadas y jubilaciones anticipadas.

El informe anual de Volkswagen de 2006 indica que el resultado operativo de Seat el pasado año continuó en niveles «insatisfactorios», lo que afectó al resultado del grupo de marcas Audi, al que pertenecía en el ejercicio pasado la filial española. No obstante, el informe destaca también que las ventas mundiales de Seat crecieron el pasado año un 2,3 por ciento hasta situarse en 425.000 unidades, gracias en buena medida a la «muy positiva demanda» del modelo León.

Francisco Javier García Sanz, miembro de la dirección de Volkswagen, reprochó a los sindicatos de la planta de Pamplona su incapacidad para firmar el convenio colectivo. «Saben que tenemos que tomar decisiones (la planta podría recibir la nueva versión del Polo) y que éstas no pueden esperar indefinidamente», señaló Sanz.

El convenio lleva negociándose más de dos años, marcados por huelgas, amenazas de reducción de producción. «A una multinacional no se le puede presionar diciendo que se van a firmar un acuerdo. Tenemos plantas que nos sobran», afirmó el responsable de compras de VW. «En ningún país del mundo, hemos tardado tanto en pactar un acuerdo. Parecemos tercermundistas. En Sudamérica, resolvimos el conflicto en seis semanas».

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...