Volkswagen reducirá la producción en Navarra

A mediodía de hoy, Volkswagen-Landaben ha anunciado que “desacelerará las inversiones de está fabrica y activará medidas para fabricar el Polo en otras plantas”. Con este durísimo aviso, la Dirección de la empresa en Navarra ejecuta el ultimátum lanzado por la Dirección europea: hoy, tras 15 meses de conflicto, debería firmarse el convenio colectivo de la planta pasara lo que pasara. No ha habido acuerdo.
Autopista -
Volkswagen reducirá la producción en Navarra

Este “proceso de desaceleración” significa, en palabras más llanas, que Volkswagen se lleva el Polo de Landaben y que reduce su inversión en esta factoría “rebelde”.
El programa de recorte se pondrá en marcha el próximo lunes y, según el comunicado hecho público por la dirección de la fábrica, “como mal menor, a partir del año 2008, la capacidad productiva de este centro se verá reducida en un tercio de la actual”. Esto quiere decir que a Landaben puede sobrarle una tercera parte de sus 4.800 empleados.

<

p> La firma alemana asegura que “la pérdida de confianza a la que, a lo largo de estos 15 meses, Volkswagen Navarra se ha hecho acreedora ante la central del grupo (con más de 15.800 coches perdidos por las convocatorias de huelgas y movilizaciones)”, es el desencadenante de este proceso de reducción de la presencia de VW en Landaben.

<

p> El comunicado de la dirección explica también que el próximo lunes se iniciarán las contrataciones en la planta de Bratislava, República Checa, para acoger el exceso de producción del Polo, el modelo que mantiene viva la fábrica de Navarra. Serán 10.000 coches más que, en principio, debían montarse en España y que saldrán de la planta checa.

Según los dirigentes de Volkswagen en Navarra, la dirección de Volkswagen en Alemania se ha dado cuenta de que el proceso de negociación con los sindicatos para renovar el convenio no va por buen camino y no quiere darse más plazo para decidir dónde se monta el Polo: Bratislava gana la carrera.

Y es que los trabajadores, además de no aceptar las condiciones de Volkswagen para firmar el convenio, han decidido esta mañana rechazar la propuesta de arbitraje hecha por el Gobierno de Navarra a las partes para poner fin a la falta de acuerdo que, en torno al convenio, persiste después de 15 meses de negociación
Los miembros del comité de empresa piden que el problema se resuelva “mediante una negociación real entre la Dirección de la compañía y los representantes de los trabajadores como se debe propiciar el acuerdo".
Con esta intención, el comité instaban a la Dirección de la factoría a "reabrir el proceso" negociador, "retirando el ultimátum dado para hoy, 7 de abril". Sin embargo, su ruego llegó demasiado tarde, porque Volkswagen, visto el rechazo al laudo arbitral y a su propia propuesta, ha decidido castigar a la plantilla llevándose el Polo muy lejos de Navarra.

<

p> Por su parte, la empresa también ha rechazado el laudo, aunque no de una forma tan tajante. Se han limitado a decir que se acogen a la última propuesta hecha a los trabajadores y explican que, para ellos, "no es posible aceptar un laudo que pueda conllevar más costes directos o indirectos que los del documento propuesto para la firma del Convenio Colectivo".

En este sentido, la dirección de la empresa señala que “cuanto antes firmemos el convenio, antes podremos detener ese proceso que va a ocasionar daños irreparables para el futuro de este centro”. Añade que “a partir del lunes 10, la Dirección de Volkswagen Navarra tratará de ir recuperando la normalidad que se ha visto alterada en estas intensas semanas de negociación, dando por concluido el proceso negociador del V Convenio Colectivo, y permaneciendo a la espera de que el comité de empresa, cuando y por el procedimiento que estime más oportuno, decida firmar el convenio en los términos íntegros que recoge la oferta de la Dirección del pasado día 27 de marzo”.
Es decir, emplaza al comité a firmar de una vez el “documento final que Volkswagen presentó el día 27 de marzo y que los trabajadores rechazaron de plano.
Por último, Volkswagen agradece la tarea arbitral del gobierno de Navarra, que había propuesto que se firmara el convenio en un 95 por ciento de su articulado y se negociara el resto después. Rechazado el laudo arbitral por los sindicatos, la negociación está rota y el futuro de la planta, muy amenazado.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...