Así estalla un F1 de cristal. Vídeo

Impresionante imagen. Un F1 de cristal estalla en mil pedazos. ¿La causa? Los efectos de un consumo de alcohol sin control.
Sylvia Longás.

Twitter: @sylvialongas -

Así estalla un F1 de cristal. Vídeo
Así estalla un F1 de cristal. Vídeo

No te lo pierdas. 1.750 vasos de cristal, que dan forma al Vodafone McLaren Mercedes F1 de Mika Häkkinen,  se destruyen repentinamente. El vídeo ha sido creado con imágenes en tres dimensiones y una impresionante escena de choque a 300 frames por segundo, cuya producción ha durado más de una semana de trabajo.  ¿El mensaje de este vídeo? Al volante, la única tasa de alcohol segura es 0,0. Porque este coche de cristal simboliza la facilidad con que nuestros sueños pueden ser destruidos en fracciones de segundos si no mantenemos una conducción responsable al volante de nuestro vehículo.  Este mensaje ha sido uno de los ejes principales de la colaboración que mantiene  Johnnie Walker desde 2005 con el equipo de F1 Vodafone McLaren Mercedes.

El vídeo forma parte de la campaña a nivel internacional “Join The Pact”, cuyo objetivo es reunir un millón de compromisos en redes sociales con el hashtag #ImNOTdriving para concienciar sobre la importancia de no mezclar alcohol y conducción. La campaña, en marcha desde 2008, logró en España, de la mano de Pedro Martínez de la Rosa, recopilar casi 200.000 firmas y un millón a nivel mundial, cifra que la marca se ha propuesto doblar con esta iniciativa.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...