2.800 millones para las víctimas de tráfico

Las compañías aseguradoras se gastan alrededor de 2.800 millones de euros en indemnizar a las más de 400.000 personas que cada año resultan heridas en algún accidentes de tráfico en las carreteras españolas, según los datos que maneja la empresa Axa.
-
2.800 millones para las víctimas de tráfico
2.800 millones para las víctimas de tráfico

En Europa, cada año se producen unos 3 millones de siniestros con daños corporales como consecuencia de accidentes de tráfico, 30.000 de los cuales son de carácter grave. En indemnizaciones a esas víctimas de carácter grave, las aseguradoras europeas se gastan más de 11.000 millones de euros.

No obstante, las víctimas de accidentes consideran que esta atención es ‘mejorable’. Así, en una encuesta llevado a cabo por la Fundación Seguros Lagun Aro y Stop Accidentes, preguntadas por las personas con las que habían tenido que tratar después de sufrir un accidente, las víctimas calificaban con menos de un notable la ayuda sanitaria y psicológica que recibieron de las aseguradoras, la Policía y durante el proceso judicial.

Concretamente, una de las principales protestas de las víctimas y sus familiares, que en la encuesta recibe un puntuación de 8,95 sobre 10, es que las compañías aseguradoras no disponen de un código deontológico que garantice un mejor trato a las víctimas en el aspecto económico y en el aspecto emocional, a pesar de que es precisamente en estos dos aspectos donde las víctimas aseguran que faltan más medios.

Según afirma AXA en un comunicado, el tiempo medio de recuperación de un lesionado grave es de un año a año y medio, con un periodo de seis meses en el hospital. Un tiempo en el que, en muchas ocasiones, víctimas y familias se enfrentan a situaciones dramáticas a las que no están preparados, tanto desde el punto de vista físico, como psicológico, económico, legal y laboral, ya que sus capacidades pueden haberse visto afectadas por el siniestro.

AXA ha presentado en Madrid un servicio integral para accidentados corporales, cuya intención es ‘ir mucho más allá de la indemnización económica’, para lo que incluye un ‘apoyo global a la víctima y su familia’ a través de la atención médica, psicológica, legal y económica. En la actualidad, el baremo que regula las indemnizaciones que reciben las víctimas tras un accidente no incluye la asistencia psicológica, pese a que estas personas suelen tener secuelas psicológicas.

‘Una compañía de seguros puede simplemente centrarse en la indemnización y cumplir con lo que le exige la ley o, por el contrario, centrarse en la víctima, y esforzarse en resolver sus problemas, tanto desde el punto de vista médico como psicológico, legal y económico, con el objetivo de que vuelva, en la medida de lo posible, a recuperar su nivel de vida anterior al accidente’, asegura el consejero delegado de AXA España, Javier de Agustín.

El Servicio Integral AXA se inicia con el contacto inmediato con el lesionado (menos de 48 horas tras conocer el siniestro) para valorar su situación física con el objetivo de identificar la mejor atención médica y comenzar el tratamiento. En caso necesario, se deriva al lesionado al centro más adecuado, en España o en el exterior, cubriendo, además, el alojamiento, las dietas y el transporte sin límites de un familiar como acompañante.

Para ello, AXA cuenta un equipo de más de 160 peritos médicos y trabaja con 350 médicos y más de 500 clínicas concertadas, tanto en España como en Europa, entre las que se encuentran centros de referencia a nivel mundial en rehabilitación como el Instituto Guttmann.

Junto a la evaluación del mejor tratamiento médico, se valora si es necesaria la asistencia psicológica de las víctimas o sus familiares. Para ello, la compañía cuenta con acuerdos de colaboración con varios colegios de psicólogos con el objetivo de dar cobertura total en todo el territorio nacional.

Asimismo, desde el punto de vista legal, este servicio permite un asesoramiento jurídico individualizado y la reclamación de lesiones, judicial o extrajudicialmente. Axa se compromete a asumir el coste de los abogados independientes en caso de conflicto de intereses con la compañía con el objetivo de que todas las reclamaciones, judiciales o extrajudiciales, sean lo más rápido de lo posible.

Además, el servicio se completa con el apoyo económico, por el cual Axa adelanta a la víctima hasta el 75 por ciento de la indemnización prevista, en los casos en los que la aseguradora sea responsable, para hacer frente a los problemas financieros que haya podido ocasionar el accidente en 15 días de la recepción de un informe médico. La Ley establece que el plazo de la indemnización se debe realizar en tres meses.

Por último, la aseguradora se encarga de la adecuación de la vivienda y el coche si es necesario, mientras que, en el ámbito laboral y una vez abonada la indemnización, Axa ha establecido acuerdos con organizaciones como Fundosa-ONCE para ayudar a que las víctimas puedan reinsertarse en la vida laboral.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...