Viaje al centro del Rally París-Dakar

Han caído en sus encantos príncipes y reyes, campeones de Le Mans, nadadores, esquiadores e, incluso, reinas de la belleza. Ha sido amenazado por guerrilleros, terroristas y bandoleros. Ha surcado dunas, ha desfilado ante pirámides y se ha atrevido a avanzar entre campos sembrados de minas. Llega desde los Campos de Marte hasta el Lago Rosa y no hay quien le pare. Es el Rally París-Dakar.
-
Viaje al centro del Rally París-Dakar

Llegar al extremo del cuerno africano, Senegal, es un desafío que ha atraído en 23 años a las personas más variopintas. Serviá, Roma, Jean-Louis Schlesser, Richard Sainct y otros expertos pilotos llenarán páginas de los periódicos deportivos, pero la historia del "Dakar" también está formada por otros participantes que ganaron su particular carrera.

El desierto llama a todos los deportistas. Así, entre sus participantes, ha contado con nadadores como Christine Caron, esquiadores como el francés Luc Alphand o con campeones de Le Mans como Henri Pescarolo. Agua, montaña y asfalto, cambiados por arena.

Hasta los más poderosos se han rendido a los pies del "Dakar". El rey de Agades, Manouy Duyak, o los príncipes de Mónaco Alberto y Carolina Grimaldi han vivido las disciplinas del desierto. Una mención especial merece el hijo de la entonces primera ministra británica, Margaret Thatcher, Mark, que, en 1982, se perdió en Argelia.

En la presente edición, el mundo árabe cuenta con una representante femenina, la tunecina Nadia Gammoudi, que también ostenta el privilegio de haber sido Miss Sáhara en 1998. Otra mujer que merece ser destacada es la alemana Jutta Kleinschmidt, ganadora de cinco etapas y quinta del año pasado.

Pero este rally también posee una desafortunada lista de muertos. La primera víctima del "Dakar" fue Patrick Dodin, que se fracturó el cráneo en 1979. Desde entonces, accidentes, caídas, explosiones y víctimas de la violencia forman la otra cara de la competición.

Este año el "Dakar" cuenta con la amenaza del Frente Polisario, pero no es la primera vez que la competición es motivo de análisis por la más alta política internacional. En el año 2000, la edición Dakar-El Cairo, las amenazas terroristas obligaron a organizar un puente aéreo entre Niarney (Níger) y Libia para transportar a los participantes.

En 1982, París-Alger-Dakar, los corredores fueron tiroteados en la frontera de Argelia. Ocho años después, en 1990, un grupo terrorista mató al ingeniero de Citroën, Charles Cabannes, y, en 1991, la misma guerrilla amenaza a los organizadores en Chad, por lo que la caravana fue resguardada por la milicia francesa. Pero la TSO (Thierry Sabine Organization), responsable del rally, tiene claro que "Show must go on".

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...