Viajar sin dolor

El coche es una herramienta que nos facilita la vida, pero muchas veces nos olvidamos de los riesgos físicos que existen al adoptar una mala postura dentro de él. Seguro que alguna vez has padecido alguna molestia mientras conducías tu vehículo. El cuello, la espalda o las piernas son las partes del cuerpo que más sufren. Te contamos cómo prevenir estos dolores y cómo mejorar nuestra salud a bordo.
Autopista -
Viajar sin dolor

Consejos prácticos para evitar dolores en el coche:

<

p> 1. Presta atención a tu vestimenta. Sé práctico. Si vas a estar todo el día de acá para allá con el coche, utiliza ropa cómoda y ancha, ya que prendas estrechas y ajustadas impiden la libertad de movimiento, pueden dificultar la circulación de la sangre y generan estrés al conductor. A ser posible, la ropa debe ser transpirable. Si usas gafas, que te protejan de los rayos nocivos de la radiación solar.

  1. El calzado debe ser cómodo. Ajustado al pie, flexible, no resbaladizo y que permita un buen tacto con los pedales. Las chicas deben evitar usar tacón muy alto y, en general, nunca deben conducir con chanclas.
  1. Ante un viaje largo, se recomienda tomar alimentos ligeros y fáciles de digerir. Por tanto, debemos evitar las comidas saladas y muy pesadas e intentar dar siempre un paseo después de comer y antes de seguir conduciendo.

Además, debemos beber abundante agua -también zumos y refrescos no gasificados- para evitar la fatiga muscular.

Por último, debemos recordar que, después de comer, pueden aparecer síntomas de somnolencia, por lo que, si sentimos estas señales, debemos parar el coche y echar una “pequeña siesta”.

  1. Reglaje adecuado de los componentes del puesto de conducción. Antes de ponerte en camino, asegúrate de que todo está en su sitio.

<

p>Todos los reglajes deben hacerse con la espalda bien apoyada en el respaldo, ya que así evitaremos el cansancio de los riñones y protegeremos mejor la columna vertebral.

<

p> El respaldo debe inclinarse unos 110 grados con relación a la banqueta. Esta posición es ideal para realizar los cambios de marchas sin despegar el dorso del respaldo.

A continuación, puedes observar en la galería de imágenes las posturas correctas para adecuar los componentes de nuestro puesto de conducción.

Acomoda la altura del asiento para llegar cómodamente a los pedales y coloca correctamente los espejos retrovisores. Ten en cuenta que, por los retrovisores laterales, se debe visualizar perfectamente el tirador de la puerta, mientras que el espejo central debe cubrir la totalidad de la luneta trasera.

  1. El ajuste del cinturón de seguridad es tan necesario en el conductor como en el resto de los pasajeros del vehículo.

<

p>Debe quedar colocado lo más cerca posible del hombro y la banda no debe estar enrollada. Siempre ajustado, nunca flácido.

<

p> Un cinturón mal colocado puede causar heridas internas en un accidente. Por lo tanto, la parte ventral debe colocarse lo más abajo posible del vientre, sujetando las caderas y nunca el abdomen. La parte del cinturón que discurre por nuestro tórax debe posicionarse entre el borde de la espalda y el cuello, justo en el centro de la clavícula.

<

p>Los reglajes en altura te ayudarán a encontrar la posición ideal.

Los niños tienen que llevar otros sistemas de retención. El airbag sin el cinturón no vale. ¿Cómo colocar a los niños en el coche?
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
Ver vídeosVer vídeo
  1. El reposacabezas no es para descansar, sino para evitar lesiones. Su altura debe estar lo más cerca posible del cráneo, ya que así habrá un menor movimiento de la cabeza que pueda ocasionar una lesión cervical. La espalda y los hombros, apoyados correctamente en el respaldo. El espejo retrovisor, colocado de tal forma que no te permita desviar la atención de la carretera. El volante se debe agarrar firmemente, pero no fuerte, con los brazos semi-extendidos. Evita que el codo choque con el asiento al manejar el freno de mano.
  1. Tómate las cosas con calma. Nada de estrés. Cuando estés en un atasco, no te alteres, porque influirá negativamente en tu salud en general y en tu espalda en particular. El estrés puede alterar la percepción del dolor y facilitar la aparición de contracturas. Debes parar unos 15 minutos si has conducido dos horas seguidas. No luches contra la fatiga. La música fuerte y el aire demasiado fresco sólo sirven para que te creas que no estás cansado, pero, si lo estás, échate una pequeña siesta de 15 ó 20 minutos para restaurar los niveles de vigilancia de tu cuerpo. Si estás muy fatigado, una bebida energética o con cafeína (como una Coca-Cola o RedBull) te pueden ayudar temporalmente a despejarte.
  1. Si tienes que tomar algún medicamento, lee atentamente las indicaciones del fármaco en cuestión. Normalmente, los calmantes, antiinflamatorios y relajantes musculares pueden tener efectos secundarios, como la somnolencia. Recuerda que el sueño puede ser un arma letal al volante.
  1. Hacer ejercicio físico. El ejercicio nos ayuda a mantenernos en un estado saludable. Dependiendo del tipo de dolor que padezcas, infórmate de los ejercicios adecuados. Los ejercicios de yoga y pilates pueden servir para estirar la espalda y evitar el estrés.
  1. Por último, utiliza los viajes largos para educar vialmente a los niños, tanto en las formas como en el contenido, ya que así contribuirás a que los más peques entiendan la importancia de la colocación de todos los elementos y aprendan a respetar las normas. Ellos repiten lo que tú haces.

Galería relacionada

posturas

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...