Publicidad

Las ventas de motos caerán un 40 por ciento

Las ventas de motocicletas y ciclomotores podrían caer hasta un 40 por ciento en el conjunto del año como consecuencia de una 'crisis' de consecuencias 'difícilmente evaluables', según las últimas previsiones de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de las Dos Ruedas (ANESDOR).
-
Las ventas de motos caerán un 40 por ciento
Las ventas de motos caerán un 40 por ciento

En rueda de prensa, el presidente de la organización, Juan Carlos Andrés, concretó que las ventas de ciclomotores, que representan el 44,3 por ciento de la producción del sector en España, podrían caer un 40 por ciento, hasta las 75.500 unidades.

Por su parte, las motocicletas, podrían experimentar un descenso de ventas del 24,6 por ciento, hasta las 203.400. Por tipos, las de menos de 125 centímetros cúbicos (cc) podrían caer un 30 por ciento, hasta las 85.300 unidades, mientras que las de más de 125 cc podrían sufrir una bajada del 20 por ciento, hasta las 118.100 unidades.

Según el presidente de ANESDOR, el descenso más "dramático" sería para el segmento de los quads y ATVs, cuyas ventas podrían caer hasta un 70 por ciento, lo que se traduciría en unas cifras de 7.800 unidades en el conjunto del año.

Para Andrés, el caso de los quads es un "claro ejemplo" de cómo una "excesiva e injusta presión normativa" pueden llevar a la "desaparición" de un sector.

En general, el presidente de la patronal de las dos ruedas señaló que esta revisión de las caídas de las ventas para el conjunto de 2008 "duplica" las previsiones que la organización ya realizó en febrero de este año.

Además, subrayó que las mayores caídas se podrían producir en dos sectores, el de los ciclomotores y las motos de hasta 125 cc, que representan el 73 por ciento del mercado.

En este sentido, el vicepresidente de ANESDOR, Pedro Quijada, señaló que ese descenso en las ventas podría reducir en un 15 por ciento la producción del sector, algo que, aseguró, "influye y está influyendo en el empleo", aunque no concretó en qué medida.

Asimismo, Andrés añadió que las previsiones para el conjunto del año no tienen en cuenta la posible aplicación del Real Decreto 64/2008, que elevaría la edad mínima para conducir un ciclomotor de 14 a 15 años.

De llegar a implementarse, explicó, podrían perderse un total de 3.000 empleos "de imposible recuperación" entre los sectores de fabricación de vehículos y componentes, y el de la distribución.

Por este motivo, Andrés recordó la oposición de ANESDOR a la aplicación de dicha normativa y volvió a solicitar una moratoria que retrase su aplicación hasta 2012.

El presidente de la patronal consideró probable que las cifras de ventas del sector "continúen bajando" durante 2009, aunque no se atrevió a cuantificar cuál será "la pendiente" de dicha bajada.

Por lo que respecta a la marcha del sector en el primer semestre, las ventas de motocicletas registraron una caída interanual del 21,4 por ciento entre enero y junio, hasta las 112.033 unidades, mientras que sólo durante el mes de junio el descenso fue del 34,4 por ciento (20.965 unidades).

Por categorías, las motocicletas de hasta 125 cc Zsufrieron un descenso del 26,4 por ciento en el primer semestre del ejercicio (46.806) y las de más de 125 cc, una bajada del 17,4 por ciento (65.227).

Durante el mes de junio, el descenso se agudizó en ambos casos. Así, las de menos de 125 cc vendieron un 37,1 por ciento menos (9.373), mientras que las de más de 125cc cayeron un 32,1 por ciento (11.592).

Por su parte, los ciclomotores experimentaron una caída del 26,5 por ciento en el primer semestre (43.169), porcentaje que casi se duplicó en el mes de junio, con un descenso del 40,1 por ciento (7.809).

La caída más acusada volvió a afectar al sector de los quads y ATVs, cuyas ventas experimentaron una bajada del 66,1 por ciento en los seis primeros meses del año (4.803) y un descenso del 66,4 por ciento en junio (839).

Durante su intervención, el presidente de ANESDOR volvió a repasar algunas de las propuestas de la patronal para dar "un respiro" al sector, entre las que citó la creación de un plan de achatarramiento para el sector similar al Plan VIVE de los automóviles.

Para Andrés, los vehículos de dos ruedas están dentro de los supuestos que contempla este plan de renovación del parque automovilístico, porque son modelos "económicos y ecológicos".

Asimismo, denunció la "discriminación" que sufren los quads en el pago del impuesto de matriculación que determina la nueva Ley de Calidad del Aire y pidió que todos los vehículos paguen "en función de sus emisiones".