Vehículo de ocasión: la trampa de los concesionarios

La presión por ser el que más vende lleva a muchos concesionarios a automatricular vehículos, coches que luego tienen que vender como kilómetro cero. Para los compromadores, es toda una “ganga”; para la industria, una práctica muy peligrosa.
-
Vehículo de ocasión: la trampa de los concesionarios
Vehículo de ocasión: la trampa de los concesionarios

Los importadores (Aniacam) llevan años advirtiendo de esta práctica por parte de muchos concesionarios: se automatriculan vehículos para conseguir ser líderes de ventas. Ahora, el toque de atención llega de la mano del BBVA, que ha realizado un estudio sobre la venta de coches en España.

Según este informe, como recoge El Periódico de Cataluña, alrededor del 20 por ciento de los automóviles que se venden en España (es decir, unos 300.000 coches) son automatriculaciones que, al final, se comercializan como vehículos de ocasión.

Estos coches no tienen más de 120 kilómetros y cuestan aproximadamente un 15 por ciento menos que si el vehículo estuviera sin matricular.

Se trata de una “práctica extendida por las presiones competitivas de automatricular vehículos para cubrir cupos –que permiten conseguir un volumen mínimo para aumentar la comisión-, y lo ofrecen luego como vehículo de ocasión”, aseguran.

En 2002 cambió el reglamento que regulaba la distribución de automóviles en Europa. Se intentaba fomentar la competencia y mejorar los servicios post-venta. Sin embargo, también ha supuesto una presión extra para los concesionarios más pequeños.
Según comenta John Whiteman, director de International Car Distribution Programme (ICDP), a El Economista, “los distribuidores pequeños están desapareciendo”. Esto explicaría por qué muchos puntos de venta realizan automatriculaciones para asegurarse un cupo de ventas.

Todavía estamos lejos de los mercados de coches usados de otros países europeos. Sin embargo, los vehículos de segunda mano cobran peso en nuestro país.

Las empresas de Rent a Car son una importante fuente de coches usados. Suelen revender su flota cuando tiene entre seis meses y un año de utilización. Además, según señala el BBVA en otro informe, los inmigrantes han potenciado el mercado de coches de segunda mano.

Se calcula que, para el final de esta década, ya se venderán en España dos vehículos usados por cada uno nuevo. Este mercado se caracteriza por ser muy extremo: o los coches son seminuevos o son muy viejos, con una media de unos ocho años.

Si la compra de un coche nuevo resulta complicada, más aún lo es la de un coche usado. A la complicación de elegir el modelo más interesante se une la de encontrar uno que esté en buenas condiciones, una tarea en la que hay que recurrir a todo el sentido común que se tenga y, sobre todo, a unas buenas dotes de observación.
Consejos para la compra de un coche de segunda mano
Te recomendamos

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...