Una cámara contra el abuso de las VAO

Las vías de alta ocupación (VAO), carriles que dan prioridad a los coches que llevan al menos dos pasajeros, pueden haber encontrado la solución a la continua invasión de muchos conductores que viajan solos: una cámara infrarroja que identifica el número de personas que van en el interior del vehículo.
-
Una cámara contra el abuso de las VAO
Una cámara contra el abuso de las VAO

Sus creadores, los científicos de la Universidad de Loughborough (Gran Bretaña), aseguran que el sistema Dtect, que así se llama, es muy fiable. A través de un rayo infrarrojo que atraviesa el parabrisas del automóvil, la cámara puede distinguir la piel humana y diferenciarla de maniquíes, perros o cualquier otro truco utilizado por el automovilista para simular que no viaja solo. Se espera que el dispositivo pueda ser utilizado antes de finales del año.

Según John Tyrer, diector de Vehicle Occupancy, la empresa creada por la universidad de Loughborough para comercializar el invento, ‘‘el problema de la vigilancia policial en estas vías es que el conductor ve desde lejos al agente y puede abandonar el carril. También puede pegar una foto o vestir a un maniquí y colocarlo en el asiento del pasajero, con lo que la policía puede ser engañada’’. La demanda de un sistema automatizado ha existido desde 1998, cuando la localidad de Leeds creó un carril rápido en la A647.

Dtect podría ser usado como un instrumento para la seguridad de las fronteras y también como un medio para proporcionar información a gobiernos o corporaciones. También podría ser útil en la planificación y las estrategias para combatir la congestión de tráfico.

Pero el invento se ha encontrado con una fría acogida por parte de las asociaciones de automovilistas británicas, quienes consideran que en las carreteras inglesas no hay bastante sitio para vías de alta ocupación y que sería necesario mucho tiempo para que la fiabilidad del nuevo sistema estuviera probada.

<

p> El sistema Dtect está formado por una cámara infrarroja y una unidad de procesamiento de imágenes que puede determinar cuántos inquilinos viajan en un coche en un instante. Funciona proyectando dos rayos infrarrojos con longitudes de onda de intensidad baja en el vehículo que se aproxima. El dispositivo tiene un alcance de hasta 50 metros y es eficaz sobre coches que viajan a velocidades inferiores a 128 kilómetros por hora. En cuanto los rayos son despedidos, dos cámaras digitales, expresamente coordinadas para capturar las longitudes de onda infrarrojas, toman una foto. El software que lleva incorporado combina las dos imágenes y elimina los aspectos no faciales de la foto antes de su captación. El sistema realiza una impresión que incluye la fecha, la ubicación y el número de personas que viajan en el vehículo. Un instante después del proceso, la imagen final es enviada a un centro de operaciones, con las caras enmascaradas para preservar la identidad de los ocupantes.

Según sus inventores, cuando el sistema Dtect está correctamente instalado, y tiene el camino despejado hacia el parabrisas del automóvil, su porcentaje de acierto en el número de pasajeros es del 90 por ciento. Y en el 10 por ciento de casos en los que el resultado es confuso, los científicos aseguran que la imagen puede ser fácilmente examinada por un ojo humano.

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...