Uber cancela sus pruebas de coches autónomos por accidente

El accidente de uno de sus coches autónomos en Tempe, Arizona, lleva a Uber a tomar la dura decisión de abandonar sus pruebas con coches sin conductor.
Carlos Cuesta Chanes -
Uber cancela sus pruebas de coches autónomos por accidente
Uber cancela sus pruebas de coches autónomos por accidente

Las imágenes del Volvo XC90 de Uber volcado, con las ventanillas rotas y la carrocería abollada han corrido como la pólvora en las redes sociales. Un accidente que ha marcado un punto de inflexión en el devenir de la compañía, puesto que ha suspendido sus pruebas sin conductor no solo en Tempe, sino también en Pittsburgh (Pensilvania). En esta ciudad estadounidense es donde se encuentra el laboratorio de investigación de Uber y donde se inició el experimento de la conducción autónoma.

El portavoz de la policía de Tempe, Josie Montenero, apunta al otro vehículo implicado como culpable, por no echarse a un lado cuando debió hacerlo. El Volvo de Uber no transportaba ningún pasajero, pero sí un conductor, que pudo hacerse con el control del volante. Aunque aún no se sabe si lo hizo. ‘Continuamos investigando el incidente y podemos confirmar que no había pasajeros en el asiento trasero del vehículo’, declaró.

Uber ya lamentó otro accidente en San Francisco (California), en este caso leve, al no reconocer uno de sus coches un semáforo en rojo. Más tarde tuvieron que abandonar las pruebas en esa ciudad al carecer de permisos, lo que les llevó a continuar con el proyecto en Tempe.

Ahora este proyecto queda suspendido, regalando ventaja al otro gran protagonista del desarrollo del coche autónomo: Google, a través de su filial Waymo. De momento, y toquemos madera, el coche del popular buscador solo ha sufrido colisiones menores. La mayoría de ellas han sido por alcance del vehículo de detrás, que no frenó a tiempo, y por tanto, no han sido causadas por los coches de Waymo. Y ya han recorrido más de 3 millones de kilómetros.

Los accidentes no son el único motivo de los desvelos de los directivos de Uber. Otro importante frente abierto es la denuncia interpuesta por Waymo contra Otto, la firma a través de la que Uber lleva a cabo la investigación con coches autónomos. Se le acusa de robo de patentes, planos y secretos, puesto que el fundador de Otto trabajó previamente para Google, y esta cree que sustrajo más de 14.000 archivos.

Sin embargo, Uber necesita avanzar en el coche autónomo mucho más que su rival. Mientras que el negocio principal de Google está apartado de esta tecnología, la movilidad sin conductores supondría un importante impulso para el negocio de Uber: con ello se ahorrarían pagar conductores (con los que también tienen abiertos diversos litigios por cuestión de condiciones laborales, puesto que no se los registra como empleados), y su flota de coches podría circular 24 horas al día, parando solo para revisiones y repostajes.

También te puede interesar

Uber ofrece varios Tesla eléctricos en su servicio para Madrid

El objetivo de Uber es 'reducir el tráfico en las ciudades'

Volvo y Uber se alían para lanzar un coche autónomo

Uber reconoce que sus coches autónomos invaden por error el carril bici

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...