El Turbosteamer de BMW

El invento existía desde la creación de la máquina de vapor, pero –hasta ahora- ningún fabricante de coches había deparado en él. Es el “Turbosteamer”, una nueva técnica con la que aprovechar el calor de los gases de escape para sacar más rendimiento al motor del coche.
-
El Turbosteamer de BMW
El Turbosteamer de BMW

Es innegable que todavía le queda larga vida a los propulsores tradicionales. Sin embargo, pocos dudan de que tendrán que cambiar poco a poco. Sólo hace falta echar un vistazo al precio del crudo para comprenderlo.

Un ejemplo lo podríamos encontrar en Brasil. Allí, los coches se mueven indistintamente con gasolina o con alcohol. Son los autos flex-fuel o bicombustibles, que ya acaparan el 70 por ciento de las ventas. Es cierto que el alcohol rinde menos que la gasolina, pero –en compensación- es un 50 por ciento más barato y lo pueden producir en grandes cantidades a partir de la caña de azúcar.

En Estados Unidos la apuesta va hacia los automóviles híbridos, los que combinan un motor de gasolina y otro eléctrico. Según un informe elaborado por su propio Departamento de Energía, sus ventas se han elevado en un 31 por ciento en un solo año.

La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) ha denunciado que las empresas integradas en la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) rechaza aumentar la presencia de bioetanaol en la gasolina. Según APPA, argumentan que tienen barreras técnicas, pero éstas hace tiempo que están superadas.

En BMW tienen claro que hay mucho futuro para los motores de combustión interna. Tan sólo hay que darlos un pequeño “empujón” y, para ello, nada mejor que el “Turbosteamer”.

La técnica es la misma que la usada en la máquina de vapor. Aprovechan el calor que se desprende en los gases de escape para conseguir mejor rendimiento.

Los gases de escape calientan un fluido. Así se logra vapor con el que se mueve un dispositivo unido al cigüeñal. Así, según cálculos de BMW, un motor de 1,8 litros y cuatro cilindros –por ejemplo- necesitaría un 15 por ciento menos de combustible y conseguirá unos 13 CV más de potencia y 2 mkg más de par motor.

Además, el motor siempre se mantiene a una temperatura óptima: el calor residual que no se emplea para producir vapor pasa directamente al circuito de refrigeración.

Si quieres tenerlo más claro, no te pierdas los gráficos que te ofrecemos. En ellos puedes ver cómo se aprovechan los gases de escape y cómo se utiliza el calor. Tan sólo tienes que pinchar en la imagen para ver la información ampliada.

Por ahora, el invento no ha salido del laboratorio. Trabajan para que todo este dispositivo se pueda montar en los modelos de serie actuales. Ya han comprobado que sí se podría usar junto a los motores de cuatro cilindros de la Serie 3. Según BMW, dentro de 10 años estará todo listo.

Galería relacionada

Turbosteamer de BMW

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...