Publicidad

Los TT no protegen a los peatones

Los vehículos todoterreno son los que ofrecen una menor seguridad a los peatones en caso de atropello, en especial los modelos que tienen un mayor tamaño, según un estudio realizado por la Fundación del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) sobre la protección en caso de atropello a un peatón o a un ciclista.
-
Los TT no protegen a los peatones
Los TT no protegen a los peatones

El test ha sido realizado a más de 140 modelos de turismos de diferentes marcas y en él se han analizado todas las zonas de la parte delantera del vehículo, comprobando los efectos que tendría el atropello sobre los peatones.

El informe realizado por el club automovilístico pone de manifiesto que los vehículos con tracción a las cuatro ruedas tienen en común los daños que producen sobre los peatones en la cadera, ya que es una parte de la anatomía muy vulnerable en caso de accidente.

La Fundación RACC explicó que estos resultados se deben, en parte, a la propia naturaleza de los todoterreno, dado que suelen ser vehículos con una altura mayor que la del resto. Sin embargo, algunos modelos combinan las formas de estos vehículos con "bastantes elementos de seguridad para los peatones".

El documento elaborado por el RACC resalta que los resultados "más insatisfactorios" en materia de protección de los peatones en caso de accidente los han recibido los modelos Santa Fe de Hyundai y Grand Cherokee de Jeep, al no obtener ninguna puntuación en todos sus elementos analizados.

Por el contrario, el Nissan Pathfinder y el Audi Q7 se han convertido en los todoterreno "que han obtenido los resultados menos malos", al lograr ambos dos estrellas sobre un máximo de cuatro. La firma destacó que el Toyota RAV4 ha sido el único modelo en lograr tres estrellas.

Con motivo de los resultados de este estudio, el RACC propone a los fabricantes de todoterreno que lleven a cabo diferentes modificaciones en el diseño de sus vehículos que podrían reducir "de forma significativa" los daños de un peatón en caso de atropello.

Así, el club automovilista recomienda aumentar la flexibilidad de los parachoques, así como que el borde delantero del capó se fabrique de tal forma que aumente la cantidad de energía absorbida en caso de impacto.

Otra de las recomendaciones es la implantación de sistemas activos para elevar el capó en caso de choque, aunque este avance tecnológico sólo ha sido utilizado hasta el momento por algunas marcas. Por último, desde el RACC propusieron la aprobación de exigencias legales a los vehículos que superen las 2,5 toneladas de peso, además de un aumento del control de la protección de los peatones por parte de los fabricantes.