Tramontana: los desconocidos y divertidos coches de la marca española

La marca española de lujo Tramontana ha conseguido establecerse como uno de los referentes cuando lo que buscas es un coche radical con el que disfrutar en los circuitos.
Alberto de la Torre.

Twitter: @autopista_es -

Tramontana: los desconocidos y divertidos coches de la marca española
Tramontana: los desconocidos y divertidos coches de la marca española

Mitad caza, mitad Fórmula 1, el concepto de la deportividad lo tienen muy claro en Tramontana. Esta marca española diseña coches únicos con los que disfrutar en los circuitos. Si tienes más de medio millón de euros, Tramontana tiene un coche para ti, prácticamente con lo que les pidas, pero siempre respetando su filosofía de conseguir un superdeportivo divertido y muy radical.

Desde que presentó su primer bólido en 2005, en Tramontana han fabricado unos 12 vehículos cada año. Deportividad, exclusividad y lujo reunidos en un coche de calle que bien podría ser de carreras y con el que no te sentirás totalmente satisfecho hasta que te dejes llevar a la recta principal de un circuito y pises el acelerador a fondo.

Desde entonces, hemos conocido el Tramontana R, una versión con cúpula cerrada que aumentaba la sensación de estar ante un caza antes que ante un deportivo al uso, y el Tramontana XTR, un biplaza descapotable que, a día de hoy, se produce en exclusiva para garantizar que todas las exigencias del cliente queden satisfechas.

Tramontana XTR: Pensado para volar

Si quieres un Tramontana  XTR necesitarás mucho dinero, pero también mucho valor. La última versión cuenta con un motor V12 de 888 CV que alcanza los 100km/h desde parado en apenas 3,3 segundos. A partir de aquí, sueña, porque Tramontana te va a dar lo que pidas. Fibra de carbono, titanio, madera o, incluso, oro. Materiales de la mejor calidad y con las mejores terminaciones que harán de tu superdeportivo algo único en el mundo.

Salto al mercado extranjero

El crecimiento de la marca sólo se puede comparar con la brutal aceleración de sus modelos. En apenas 12 años, Tramontana ha conseguido hacerse un hueco entre los superdeportivos más codiciados de aquellos que quieren disfrutar en un circuito como si fuera un niño. En Tramontana no se hacen coches para museo, se hacen coches para disfrutar pisando el pedal a fondo.

Por ello, y debido al reducido grupo de compradores que puede hacerse con una de sus máquinas, Tramontana se ha asentado en el mercado británico, donde siempre han tenido un hueco aquellas firmas que han apostado por la deportividad sin límites.

También te puede interesar:

Tramontana, poesía en movimiento

Tramontana XTR, versión extrema a la española

Tramontana R, carácter español

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...