El tráfico enfrenta a los neoyorquinos

Tras el éxito de Londres con su sistema de peaje urbano para reducir el tráfico y sus más nocivas consecuencias, un grupo de empresarios neoyorquinos quiere sumarse a la política de limpieza de vehículos y limitar el centro de Nueva York con medidas similares. Sin embargo, la más fiera oposición a tal idea parte del propio alcalde de la ciudad, el imprevisible Michael Bloomberg.
-
El tráfico enfrenta a los neoyorquinos
El tráfico enfrenta a los neoyorquinos

Un grupo de empresarios neoyorquinos, Partnership for New York (Asociación por Nueva York), ha lanzado una campaña para que la ciudad instale peajes similares a los de Londres y limite el acceso de los coches, según informa el diario El Mundo.

Así, cuentan que, pese a que sólo un 50 por ciento de los hogares neoyorquinos posee un automóvil (frente al 92 por ciento de media que reina en las familias del resto de Estados Unidos), el culto al coche es difícil de sortear.

Entre la oposición a tan ecológica idea destaca el propio alcalde de la ciudad, el republicano y multimillonario Michael Bloomberg, un personaje propicio a las contradicciones. Si, después ganar las elecciones en 2001, trató de poner peajes en los puentes de acceso a Manhattan sin éxito ninguno, tras su reelección contestó a la demanda popular de medidas que restringieran el tráfico con un lacónico, aunque definitivo, “eso no forma parte de mi programa”.

Por su parte, si Partnership for New York cuenta con alguna ventaja para ejercer como grupo de presión, es gracias a la “categoría” de alguno de sus miembros. Entre estos, Check Prince, el consejero delegado del mayor banco del mundo, Citigroup, o Dick Parsons, el presidente de Time Warner, una de las empresas de medios de comunicación más poderosas del planeta. El duelo de titanes está servido.

En 2003, la ciudad de Londres se convirtió en pionera en cuanto a retención del tráfico rodado aplicando un sistema de peaje para poder circular por su centro urbano. Ahora, España va camino de sumarse a la vanguardia en materia de tránsito vial al paliar, con tecnología propia, los pequeños “agujeros” de esta normativa vigente en la ciudad del Támesis.

La cosa es que, ahora, Londres no sólo quiere ampliar el área metropolitana de peaje, sino que, además, pretende discriminar, en función del tiempo de permanencia en las zonas de pago, del tamaño de los vehículos y de su volumen contaminador, la cuantía económica de dicho peaje.

Esta “revolución inteligente”, denominada “Polaris”, ha sido desarrollada por la compañía española GMV y se trata de una de las primeras aplicaciones (aunque en fase de simulación) del competidor europeo del Sistema de Posicionamiento Global (GPS), la red Galileo.

Así, si hasta ahora la mecánica londinense se basaba en una serie de cámaras fotográficas situadas estratégicamente en los accesos a la zona de peaje para registrabar cuantas matrículas traspasaban la línea de pago -12 euros, al cambio, que todos pagan por igual-, la solución de GMV se basa en el desarrollo de una tecnología que permite dicho control de tránsito “gráfico” por satélite. Además de reducir el despliegue de medios en tierra, a la capital británica le supondría un considerable ahorro económico, ya que, actualmente, la ”broma” le cuesta unos 105 millones de euros al año.

El sistema de peaje impuesto por Londres para tener acceso su centro urbano ha sido, tal como lo demuestran las cifras, todo un éxito. En sólo tres años, la congestión del tráfico rodado en la zona de peaje se ha reducido en un 30 por ciento; el tránsito lo ha hecho en un 18 por ciento y la contaminación ha disminuido en un 12 por ciento.

Te recomendamos

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

Las capacidades dinámicas del nuevo VW Touareg lo convierten en un poderoso rodador, ...