Toyota vuelve a superar a todos en EEUU

Mientras los fabricantes estadounidenses continúan cuesta abajo en el mercado estadounidense, los japoneses incrementaron sus ventas en el mes de junio, con Toyota a la cabeza. GM perdió un 26 por ciento, lo cual podría significar, en la práctica, el despido de su presidente, Rick Wagoner, ante el cerco al que se está viendo sometido por Nissan y Renault.
-
Toyota vuelve a superar a todos en EEUU

La marca Toyota obtuvo en junio un brillante incremento del 14,4 por ciento respecto al mismo mes del año anterior. El segundo fabricante japonés en importancia, Honda, no pudo seguir el ritmo impuesto por su rival al cosechar unos resultados muy similares a los de junio de 2005: 126.499 unidades por 126.416. El tercer constructor nipón en discordia, Nissan, sin embargo, perdió un 19 por ciento de ventas.

Quienes sufrieron la peor parte fueron, una vez más, los gigantes automovilísticos locales, especialmente General Motors y Chrysler. Ford también perdió, casi un 7 por ciento, debido a la caída de ventas en el segmento de las camionetas, que incluyen SUVs, todo terrenos, monovolúmenes, furgonetas, pick-ups y camionetas. Sus registros pudieron ser peores de no ser por un incremento del 7 por ciento en las ventas de turismo.

General Motors registró unas perdidas en la comercialización de vehículos cercanas al 26 por ciento respecto al mismo periodo de 2005, pese al amplio proceso de reestructuración que está llevando a cabo tras perder 10.600 millones de dólares (8.290 millones de euros) en el ejercicio anterior. Para el vicepresidente de Ventas y Marketing en Norteamérica del consorcio, Mark LaNeve, estos malos resultados se deben al éxito de ventas de junio del año pasado, cuando la compañía puso en marcha un programa de descuentos a precios de empleado. Así, destacó que las ventas de este mes fueron un 15,2 por ciento superiores que las de mayo. No obstante, el gran batacazo sufrido por GM se ha debido principalmente a la caída en picado de las ventas del segmento de camionetas, cercana al 37 por ciento. Las ventas en el segmento de turismos (utilitarios, berlinas, sedán, etc.) tan sólo registraron un retroceso del 2,3 por ciento.

Aún así, con 413.473 unidades vendidas se mantiene en el primer lugar en la lista de fabricantes con implantación en Estados Unidos.

Las cifras de ventas obtenidas por GM el pasado mes de junio pueden tener una consecuencia inmediata para la compañía. La presión a la que está siendo sometida por Renault y Nissan para comprar gran parte de las acciones (un 10 por ciento cada uno) del consorcio estadounidense, primer fabricante mundial, podría surtir efecto en próximas fechas. Y es que el plan de reestructuración empezado por General Motors este año para revertir las perdidas de 2005, lejos de lograr su objetivo, está, incluso, creando más incertidumbre en el seno de la compañía, con anuncios de cierres de fábrica y despidos, sin que los resultados contables sean los apetecibles.

<

p> Nissan y Renault cuentan con el apoyo del multimillonario Kirk Kerkorian, cuya firma de inversiones Tracinda controla casi un 10 por ciento de GM. En estos momentos, el empresario mantiene un duro debate con el presidente de la compañía automovilística, Rick Wagoner, sobre la marcha de la misma. Kerkorian ve esencial una alianza, a través de la venta de acciones, con Renault y Nissan, dado que la asociación entre estos dos últimos fabricantes “ha creado tremendas sinergias de ingeniería, fabricación y mercadotecnia, resultando en sustanciales beneficios y ahorros en costes tanto para Renault como para Nissan”, situación que se podría repetir en el caso de que General Motors se uniese a ellos. Tracinda ha hecho llegar una carta a Wagoner en la que solicita formalmente la alianza, y éste ya ha afirmado que, pese a no haber recibido oferta en firme alguna de Renault o Nissan al respecto, el consejo de administración tomará en consideración la solicitud de Kerkorian.

<

p> El último en mover ficha ha sido el consejo de administración de Renault quien ha autorizado a su presidente, Carlos Goshn, a mantener conversaciones con la firma estadounidense si ésta llegara a proponerlo.

<

p> Las consecuencias que para Wagoner puede llegar a tener la firma de una alianza con Renault y Nissan son muy negativas. Los expertos del sector consideran que significaría su salida de GM, dado que Carlos Goshn exigiría un control absoluto de las operaciones de la compañía y nombraría un equipo ejecutivo de su confianza.

Las ventas del grupo DaimlerChrysler, por su parte, cayeron un 15 por ciento (185.906 vehículos), pese al incremento de la marca Mercedes-Benz, que llegó hasta el 14 por ciento con 20.802 unidades comercializadas. El vicepresidente de Ventas del Grupo, Steven Ladnry, justificó los resultados asegurando que se deben a que “los consumidores están luchando contra los efectos de elevados precios de la gasolina y otras incertidumbres económicas que están impactando la totalidad del sector del automóvil”.

¿Crees que hay crisis en la industria de la automoción? Opina en nuestro foro sobre la actual situación de la industria del automóvil .

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...