Toyota Avensis 2.0 D4-D 126 CV

Toyota acaba de realizar una interesante renovación sobre el Avensis, su berlina media. A pesar de que lo consideran “cambios menores”, en realidad estamos ante una transformación de cierta profundidad. La llegada del nuevo motor 2.0 D4-D de 126 CV es la más importante de una serie de novedades que, además de modificaciones estéticas, incluye retoques en la suspensión y la dirección.
-
Toyota Avensis 2.0 D4-D 126 CV
Toyota Avensis 2.0 D4-D 126 CV

El resto de cambios de esta edición del Avensis afectan ya al apartado del equipamiento. La gama cuenta con tres niveles de acabado: Sol, Executive y Sport, este último sólo disponible con los motores de 177 CV.

<

p> De serie, y como base para todos los demás, el nivel Sol incluía antes las llantas de aleación de 16 pulgadas, los faros antiniebla, el ABS y los nueve airbags, incluidos los de rodilla.
Ahora, sobre esta lista, hay que sumar los faros que se activan solos, un reformado climatizador dual, los asientos delanteros regulables en altura (si bien la postura de conducción no es de las mejores), control de crucero (excepto para los 1.8, que no puede llevarlo) y sistema de audio con lector de CD, mp3 y WMA.

<

p> Por encima se sitúa el acabado Executive, que, además de las llantas de 17 pulgadas, incluye faros de xenón, asientos delanteros eléctricos, cargador de discos y una nueva tapicería.

<

p> Después está el acabado Sport, que sólo se combina con el motor 2.2 D4-D de 177 CV. En este nivel, se añaden más detalles estéticos especiales, como la tapicería en dos tonos y el volante y el cambio forrados en cuero cosido en hilo gris.

Con todo, la gama queda distribuida como sigue (añadiendo 1.000 euros a las variantes Wagon):

SOL EXECUTIVE SPORT
1.8 VVT-i 21.800 €    
2.0 VVT-i 23.800 € 26.000 €
2.4 VVT-i 29.000 €  
2.0 D-4D 126 CV 24.800 € 27.000 €  
2.2 D-4D 150 CV 25.800 € 28.000 €  
2.2 D-4D 177 CV 30.200 € 29.100 €

El capítulo de los “minor changes” dedicado a los cambios estéticos y de equipamiento es menos complejo pero, quizá, más llamativo para el ojo del usuario.

Aunque el coche no ha variado su plataforma ni sus dimensiones, en Toyota se las han ingeniado para que parezca un poco más largo. Para ello, han reformado el morro, añadiendo unas nervaduras muy marcadas que bordean la parrilla frontal y alargan la imagen del coche. Además, la parrilla, y todo el frontal, gana en anchura, con lo que también aumenta esa sensación de estar ante un coche crecido.

<

p> Después, exteriormente, hay otras novedades, como los grupos ópticos, que son todos nuevos, tanto delante como detrás. También se incorporan unos retrovisores más grandes y prácticos, llantas de nuevo diseño, seis nuevas gamas de pintura y los intermitentes laterales integrados en los retrovisores.

En el interior hay más cambios. Destacan las modificaciones que ha recibido la consola central, con un nuevo display multifunción en el centro de la propia consola. Este cambio es interesante cuando no se lleva la opción del navegador completo, sino que se prescinde de él o se elige una versión reducida para el citado display de la consola. Así, el hueco que antes ocupaba la pantalla del navegador, sobre el salpicadero, queda libre para una guantera más. Si se monta el GPS completo, el hueco vuelve a alojar el monitor.

<

p> Esta variante incluirá, inexcusablemente, el montaje de la botonera de control del navegador, que va en el túnel central, justo al lado de la palanca de cambios. Ahora, esta botonera es más pequeña y está mejor adaptada al hueco.
Por último, se ha rediseñado la instrumentación y también los botones multifunción de los volantes. La idea, mejorar la ergonomía.

<

p>

Hay, además, un cambio estructural que no se ve: se han cambiado los soportes del salpicadero para hacerlo más resistente.

<

p> Por lo demás, la impresión que transmite el coche es la misma de antes: buena calidad, materiales apreciables, ajustes más que correctos y una estética general que, si bien ya no es la última moda, no pierde atractivo.

El resto de cambios de esta edición del Avensis afectan ya al apartado del equipamiento. La gama cuenta con tres niveles de acabado: Sol, Executive y Sport, este último sólo disponible con los motores de 177 CV.

<

p> De serie, y como base para todos los demás, el nivel Sol incluía antes las llantas de aleación de 16 pulgadas, los faros antiniebla, el ABS y los nueve airbags, incluidos los de rodilla.
Ahora, sobre esta lista, hay que sumar los faros que se activan solos, un reformado climatizador dual, los asientos delanteros regulables en altura (si bien la postura de conducción no es de las mejores), control de crucero (excepto para los 1.8, que no puede llevarlo) y sistema de audio con lector de CD, mp3 y WMA.

<

p> Por encima se sitúa el acabado Executive, que, además de las llantas de 17 pulgadas, incluye faros de xenón, asientos delanteros eléctricos, cargador de discos y una nueva tapicería.

<

p> Después está el acabado Sport, que sólo se combina con el motor 2.2 D4-D de 177 CV. En este nivel, se añaden más detalles estéticos especiales, como la tapicería en dos tonos y el volante y el cambio forrados en cuero cosido en hilo gris.

Con todo, la gama queda distribuida como sigue (añadiendo 1.000 euros a las variantes Wagon):

SOL EXECUTIVE SPORT
1.8 VVT-i 21.800 €    
2.0 VVT-i 23.800 € 26.000 €
2.4 VVT-i 29.000 €  
2.0 D-4D 126 CV 24.800 € 27.000 €  
2.2 D-4D 150 CV 25.800 € 28.000 €  
2.2 D-4D 177 CV 30.200 € 29.100 €

El capítulo de los “minor changes” dedicado a los cambios estéticos y de equipamiento es menos complejo pero, quizá, más llamativo para el ojo del usuario.

Aunque el coche no ha variado su plataforma ni sus dimensiones, en Toyota se las han ingeniado para que parezca un poco más largo. Para ello, han reformado el morro, añadiendo unas nervaduras muy marcadas que bordean la parrilla frontal y alargan la imagen del coche. Además, la parrilla, y todo el frontal, gana en anchura, con lo que también aumenta esa sensación de estar ante un coche crecido.

<

p> Después, exteriormente, hay otras novedades, como los grupos ópticos, que son todos nuevos, tanto delante como detrás. También se incorporan unos retrovisores más grandes y prácticos, llantas de nuevo diseño, seis nuevas gamas de pintura y los intermitentes laterales integrados en los retrovisores.

En el interior hay más cambios. Destacan las modificaciones que ha recibido la consola central, con un nuevo display multifunción en el centro de la propia consola. Este cambio es interesante cuando no se lleva la opción del navegador completo, sino que se prescinde de él o se elige una versión reducida para el citado display de la consola. Así, el hueco que antes ocupaba la pantalla del navegador, sobre el salpicadero, queda libre para una guantera más. Si se monta el GPS completo, el hueco vuelve a alojar el monitor.

<

p> Esta variante incluirá, inexcusablemente, el montaje de la botonera de control del navegador, que va en el túnel central, justo al lado de la palanca de cambios. Ahora, esta botonera es más pequeña y está mejor adaptada al hueco.
Por último, se ha rediseñado la instrumentación y también los botones multifunción de los volantes. La idea, mejorar la ergonomía.

<

p>

Hay, además, un cambio estructural que no se ve: se han cambiado los soportes del salpicadero para hacerlo más resistente.

<

p> Por lo demás, la impresión que transmite el coche es la misma de antes: buena calidad, materiales apreciables, ajustes más que correctos y una estética general que, si bien ya no es la última moda, no pierde atractivo.

Galería relacionada

Avensis Detalles

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...