Toyota Auris

Es el sustituto del Corolla, sí, pero el Auris nace además con el ambicioso objetivo de superar en ventas a los más exitosos compactos del mercado (C4, Focus, Golf, Astra, 307, Mégane...). Recién coronada en Detroit, Toyota pretende ahora el trono europeo y ha puesto en este modelo todas las armas necesarias para conseguir el triunfo. En España se pone a la venta el 1 de marzo con un precio de salida más que competitivo: 14.710 euros.
-
Toyota Auris
Toyota Auris

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

En cuanto a la gama de motores, se compone de cinco variantes (tres Diesel y dos de gasolina). El estandarte de la gama del Auris es el 2.2 D-4D de 177 CV que también montan el Avensis, el Corolla Verso y el RAV4. Desarrolla un par de 40 mkg entre las 2.000 y las 2.600 rpm, alcanza los 210 km/h de velocidad máxima y es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos. Cuenta con inyectores piezoeléctricos, gracias a los cuales se consigue una inyección de combustible más rápida y precisa, lo que se traduce en eficacia del motor y una reducción del nivel de ruido. Las bujías de precalentamiento cerámicas, por otro lado, que soportan temperaturas mucho más altas que las fabricadas con metal, hacen posible un arranque en frío mucho más rápido a temperaturas bajas, lo que además reduce las emisiones perjudiciales posteriores al arranque. Altamente eficiente gracias a la tecnología D-CAT, su sistema de limpieza de gases permite reducir las emisiones de gases nocivos y de partículas (gracias a su filtro sin mantenimiento)

A continuación se sitúa el 2.0 D-4D de 126 CV (derivado del 2.2 anterior, con el que comparte ciertos elementos de su tecnología). Su par máximo es de 30 mkg y llega a los 198 km/h, acelerando de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos y con un contenido consumo de 5,7 litros a los 100 km.

El trío de oferta Diesel se completa con el 1.4 de 90 CV, que ofrece un par de 19 mkg y que, con una velocidad máxima de 175 km/h y un 0-100 de 12 segundos, consume tan sólo 5 litros de gasóleo por cada 100 km.

En la gama de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i Dual (con doble apertura de válvulas, tanto en la admisión como en el escape) 1.6 de 124 CV, con un par máximo de 16 mkg a 5.200 rpm. En la práctica, la posibilidad de poder variar continuamente la distribución de las válvulas con este sistema significa un aumento de par en las velocidades medias y bajas del motor y de la potencia a velocidades altas. Además disminuye el consumo y reduce las emisiones. Sus prestaciones: 190 km/h de velocidad máxima y aclaración de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos.

La última opción mecánica es el 1.4 de 97 CV, que desarrolla un par de 13 mkg a 4.400 rpm y alcanza una velocidad máxima de 170 km/h. Su 0-100 es de 13 segundos y su media de consumo, 6,9 litros a los 100 km.

El Auris se comercializa con tres tipos de caja de cabio: manual de 5 velocidades (para los dos motores de gasolina y el 1.4 Diesel), manual de 6 velocidades (para el 2.0 y el 2.2, ambos Diesel) y la Multimodo con levas en el volante y sin pedal de embrague (para el 1.4 Diesel y el 1.6 gasolina). Esta última permite dos modos de conducción: uno automático para una conducción más sencilla y otro manual con pretensiones más deportivas.

<

p>

Los dos cambios manuales disponen de indicador de selección de velocidades (GSI). Mediante una luz verde intermitente que aparece en la instrumentación (entre el cuentarrevoluciones y el velocímetro), se indica al conductor cuándo debe subir o bajar una marcha más para conseguir un comportamiento medioambiental óptimo.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 



    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=61147&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Toyota Auris

Al departamento de Ingeniería de Toyota llegó una premisa de trabajo: con el diseño de corte deportivo logrado, las expectativas que tendrán los clientes serán las de un comportamiento también deportivo, de manera que… ése es el reto.

Así, sobre el chasis rígido de nueva creación, se sitúan suspensiones diseñadas especialmente para el Auris y con dos tipos de arquitectura: McPherson delante y eje torsional detrás, para toda la gama, y McPherson delante y dobles triángulos detrás para la versión tope de gama (el 2.2 D-4D de 177 CV), una configuración que responde mejor a las exigencias dinámicas que este motor desencadena, aunque también ocasiona “problemas” de espacio, de forma que en está versión no cabe la rueda de repuesto de emergencia presente en las demás, y tan sólo va provista de kit antipinchazos.

La dirección está asistida eléctricamente, pero lo justo, sin que se pierdan las sensaciones necesarias para poder conducir percibiendo que se controlan las trayectorias al cien por cien.

Galería relacionada

Auris exte

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...