Toyota Urban Cruiser

Pequeño monovolumen y todoterreno con acabado Premium: así se define el Toyota Urban Cruiser. La nueva apuesta de Toyota va más allá de lo que conocíamos hasta ahora. Ejemplo de diseño, el más completo equipamiento y motores ecológicamente eficientes. Descubre los secretos del urbano más aventurero.
-
Toyota Urban Cruiser
Toyota Urban Cruiser

Toyota revoluciona, una vez más, un concepto de automóvil sobre un segmento ya existente, en este caso, el de los monovolúmenes pequeños. Su apuesta, el Toyota Urban Cruiser, aúna todas las características propias de las diferentes subcategorías de este tipo de vehículos: espacio y modularidad, aspecto de pequeño todoterreno urbano y carácter Premium. En definitiva, el Toyota Urban Cruiser ha nacido para competir seriamente en este segmento tan diversificado.

Con todas sus virtudes se dirige a un amplio público que abarca desde urbanitas solteros hasta parejas que superan los treinta o cuarenta años. Eso sí, todos ellos se caracterizan por un denominador común: un carácter aventurero y urbano a la par.

Su cuidado diseño se combina armoniosamente con unas formas robustas, propias de su carácter 4x4. Asimismo, cuenta con la ventaja de un equipamiento propio de la clase Premium, con el valor añadido de ser un automóvil responsable medioambientalmente hablando.

El aspecto exterior se caracteriza por una extraordinaria robustez. Su fisonomía adquiere dicha fortaleza a través de los marcados pasos de rueda y las amplias superficies laterales, reafirmándose gracias a ocultar elementos del chasis exterior, como las protecciones de los paragolpes traseros y delanteros.

No obstante, a pesar de esa imagen fuerte, el Toyota Urban Cruiser ofrece unas características aerodinámicas envidiables: todos sus elementos externos están perfilados para reducir al mínimo la resistencia al aire.

Su longitud, que no llega a los cuatro metros, le convierte en un experto ciudadano a la hora de circular y estacionar. Sin embargo, ello no le resta habitabilidad gracias a su gran distancia entre ejes, casi dos metros y medio, lo que ayuda también a ofrecer un comportamiento estable y equilibrado en la conducción.

El habitáculo del Toyota Urban Cruiser presenta una excelente modularidad, con una gran amplitud, funcionalidad y versatilidad de la carga, y disfruta de un equipamiento de calidad propio del segmento Premium. Si se escoge la opción 2WD de tracción delantera se pueden abatir completamente la banqueta de asientos traseros, aumentando la capacidad del maletero de los 314 litros de serie hasta los 749.

La armonía define la distribución de los elementos del panel de control, de fácil accesibilidad desde el puesto del conductor. De este último se ha cuidado mucho la ergonomía a fin de permitir una conducción cómoda y confortable. Además, se incluye de serie aire acondicionado, climatizador bizona, dirección asistida, bluetooth, volante de cuero regulable en altura y equipo de sonido de alta calidad con radio CD con MP3 y seis altavoces.

A todo ello se añade en el Urban Cruiser un amplio equipamiento de serie en materia de seguridad pasiva (siete airbags en total: conductor, acompañante, rodilla y cortina lateral) y activa (control de estabilidad, control de tracción, ABS y sistema de asistencia a la frenada).

El apartado mecánico deja de manifiesto el bagaje tecnológico de Toyota. El fabricante nipón muestra su evolución hacia la propulsión eficiente sin dejar de lado las altas prestaciones. El Toyota Urban Cruiser se ofrece en dos variantes mecánicas, una Diesel 1.4 de 90 CV y otra gasolina de 1,3 litros y 101 CV. Ambas cumplen las exigencias de la normativa europea en lo referente a las emisiones de CO2 y a las nuevas cargas fiscales.

El motor de gasolina VVT-iDual del Urban Cruiser equipa el sistema Start & Stop, que apaga el motor automáticamente cuando el vehículo se detiene. Esto permite reducir su consumo mixto a 5,5 L/100 km y contar con unas emisiones de de 129 gr CO2/km.

Por su parte, el Diesel asociado a la tracción delantera emite únicamente 118 gr CO2/km. En caso de relacionarse a la tracción 4x4, el propulsor 4-4D 1.4 ofrece uno de los consumos más bajos del mundo para ser un turismo con tracción a las cuatro ruedas: 5,3 L/100 km en ciudad, en carretera cuatro litros y 4,5 L/ km de consumo mixto.

En conclusión, todos los componentes del Toyota Urban Cruiser le convierten en un duro competidor de su segmento. Todo un ejemplo de diseño y confort al servicio de los clientes más exigentes.

Más información sobre el Urban Cruiser, en la web de Toyota España.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...