Los todo terrenos, no por todos los terrenos

Llegas al concesionario y, sí, has tomado la determinación de adquirir un TT y circular por los campos españoles sin que nada pueda detenerte. Pero, cuidado, esa no es la realidad que te vas a encontrar. La farragosa legislación estatal y la normativa de las Comunidades Autónomas evitarán que eso ocurra.
-
Los todo terrenos, no por todos los terrenos

Andalucía
Está regulada por el Decreto 155/1998, de 21 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vías Pecuarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía; y por el Decreto 208/1997, de 9 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento Forestal de Andalucía .

La normativa no hace mucha referencia a la circulación de todo terrenos, aunque señala que se prohíbe la circulación de vehículos a motor campo a través, por cortafuegos, vías forestales de extracción de madera, vías pecuarias y cauces secos o inundados y, en general fuera de las vías previstas para dichos vehículos. La velocidad máxima permitida es de 40 km/h.

Su normativa básica es el Decreto 96/1990, de 26 de junio, de la Diputación General de Aragón, por el que se regula la circulación y práctica de deportes, con vehículos a motor, en los montes bajo la gestión directa de la Comunidad Autónoma de Aragón .

La circulación de todo tipo de vehículos a motor en los montes de Aragón está permitida a una velocidad máxima de 30 km/h, salvo en aquellos lugares específicos en los que esté prohibida. No se permite tampoco la circulación campo a través, ni en caravanas de más de 5 vehículos, sin la perceptiva autorización. Para la realización de pruebas deportivas, se debe informar a la Jefatura del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Montes correspondiente.

Los todo terrenos deberán ir equipados con dispositivo silenciador y cumplir las normas sobre prevención de riesgos forestales. Las infracciones serán sancionadas de acuerdo con lo previsto en la Ley de Montes de 8 de junio de 1957 (entre 10.000 y 100.000 pesetas o entre 60,10 y 601,01 euros).

No tiene una regulación específica, aunque se puede echar mano de la Ley 9/2001, de 21 de agosto, de Conservación de la Naturaleza . En esta normativa, se considera infracción grave la circulación de vehículos a motor en una serie de zonas que regula la propia ley, salvo que se posea autorización administrativa.

Carente también de una normativa específica, hay que acudir a la norma estatal y, en determinados casos, a la Ley 1/1991, de 31 de mayo, de Espacios Naturales y de Régimen Urbanístico de Especial Protección de las Islas Baleares .

Esta Comunidad Autónoma está legislada por el Decreto 124/1995 de 11 de mayo, por el que se establece el régimen general de uso de pistas en los Espacios Naturales de Canarias que prohíbe la circulación de vehículos a motor en las Reservas Naturales Integrales y en las Zonas de Exclusión y de Uso Restringido del resto de categorías de Espacios Naturales Protegidos . En las demás categorías y zonas de los Espacios Naturales Protegidos, para caravanas de más de 3 vehículos y para la realización de competiciones deportivas, es necesario solicitar la correspondiente autorización administrativa.

La velocidad máxima es de 30 km/h y las infracciones serán sancionadas de acuerdo con lo previsto en la Ley 4/1989 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres (entre 10.000 y 50 millones de pesetas o entre 60,10 y 300.506,05 euros, según la gravedad de la misma sin perjuicio de responsabilidades penales).

No tiene regulación específica y, por eso, se basa en la normativa general. A pesar de ello, se puede acudir en determinadas ocasiones a la Ley de Cantabria 2/2001, de 25 de junio, de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo de Cantabria .

El Decreto 34/2000, de 28 de febrero, para la regulación del uso recreativo, la acampada y la circulación de vehículos a motor en el medio natural es el que está en vigor en el ámbito de Castilla La Mancha. Este decreto permite la circulación de 4x4 a una velocidad máxima de 30 km/h, aunque podrá acordarse el cierre de caminos o el uso restringido mediante la correspondiente señalización.

Se prohíbe usar altavoces o claxon sin causa justificada, así como focos luminosos diferentes de los exigidos por la legislación. Se requiere además autorización para caravanas de más de 5 vehículos y para la realización de pruebas deportivas, aunque éstas deben llevarse a cabo en circuitos permanentes y expresamente concebidos para estos deportes. Las multas por contravenir esta legislación serán de hasta un millón de pesetas (6.010,12 euros) y la posibilidad de perder el derecho a obtener subvenciones de la Comunidad.

Su normativa básica es el Decreto 4/1995, de 12 enero de la Junta de Castilla y León, por lo que se regula la circulación y práctica de deportes, con vehículos a motor, en los montes y vías pecuarias de la Comunidad Autónoma de Castilla y León .

Permite la circulación con carácter general en los montes y vías pecuarias de la comunidad, aunque prohíbe la misma por sendas o campo a través. Todos los vehículos deben llevar silenciador y se necesita autorización para pruebas deportivas de más de 10 vehículos. Las multas pueden ascender hasta el millón de pesetas (6.010,12 pesetas).

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...