Terminal internacional de Barajas: la mitad de los taxistas nos cobraron de más

De Madrid al aeropuerto son 2.300 pesetas. Del aeropuerto a Madrid pueden ser 2.300 o 4.600, algunos taxistas deciden y el recién llegado paga. Dos redactores de Autopista Online decidieron comprobar en persona cómo de amplia es la minoría de taxistas que opera en la terminal internacional de Barajas y cobra un "poquito de más" a sus clientes. Los resultados fueron preocupantes: un turista que venga a Madrid tiene las mismas probabilidades de ser estafado que de pagar lo que debe.
-
Terminal internacional de Barajas: la mitad de los taxistas nos cobraron de más

Una larga cola de taxis blancos avanza, una trabajadora del aeropuerto intenta parar el siguiente; un poco más adelante se encuentra una pareja de jóvenes nórdicos. El taxi en el que se iba a montar la trabajadora acelera, se para donde están los jóvenes y les indica que entren. Uno de los extranjeros, desconcertado, se dirige a la trabajadora para disculparse. Ésta, introduciéndose en otro taxi, le indica que no importa: "No hijo, a mí me da igual, pero, ten cuidado, no me ha querido coger a mí, porque va a cobrarte de más". El joven asiente confuso y se monta en su taxi sin que parezca que haya entendido el mensaje. Su suerte está echada. Dependiendo con quién haya tocado, pagará las aproximadamente 2.400 pesetas que cuesta el viaje al centro o podrá pagar hasta 6.500, si ha caído en manos del más "chorizo".

Situaciones semejantes se han denunciado en varias ocasiones, la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU) dio la voz de alarma a finales de junio del presente año, "nosotros veníamos recibiendo reclamaciones esporádicas, dos o tres a la semana, pero en las últimas semanas hemos tenido de unas 25 a 30. En la terminal internacional de Barajas los taxistas van a por los turistas y se olvidan de los usuarios nacionales".

El incidente relatado con anterioridad ocurrió el pasado 24 de agosto en la terminal 1 del aeropuerto de Barajas. La odisea de cualquier visitante que aterrice en la terminal internacional del aeródromo madrileño comienza nada más traspasar las puertas de cristal que llevan al exterior. Dos filas de taxis se acercan con lentitud a medida que los recién llegados van saliendo. Un cierto número de ellos observa atentamente a los viajeros mientras conduce, a veces los ignoran y siguen hacia delante y otras invitan al cliente a montarse directamente en su vehículo. Ante la parada hay un cartel con los precios aproximados de los recorridos en inglés y español, las tarifas fueron tapadas con pintura negra y ahora, tras limpiarse, se ven borrosamente. Según estos indicadores, el taxímetro debe marcar entre 1.300 y 2.500 pesetas en circunstancias normales de tráfico.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...