Tecnologías ecológicas

La ecología es el mañana del automóvil. Bajo esta premisa Toyota encamina su investigación tecnológica con el fin de desarrollar sistemas de propulsión eficientes. El conjunto de tecnologías Optimal Drive, los motores híbridos y los combustibles alternativos son sus principales líneas de actuación.
-
Tecnologías ecológicas
Tecnologías ecológicas

El motor VVT-i Dual va asociado el sistema Stop&Start o sistema de parada y arranque. Al detenerse el vehículo y ponerse en punto muerto, el motor se para instantáneamente, arrancándose de nuevo al pisar el embrague. Todo el proceso se realiza sin retrasar la transmisión de potencia y sin que los ocupantes apenas lo perciban.

Por último, se une a la tecnología Dual VVT-i la innovadora tecnología Valvematic, que mejora la eficiencia de combustible, la potencia, el par y la repuesta del motor, además de reducir, a su vez, el nivel de emisiones.

En la materia de los propulsores de gasóleo, destaca la tecnología Diesel Common Rail, o D-4D. Ésta consigue inyectar la cantidad de combustible exacta y logra una combustión más eficiente, que se traduce en ahorro de combustible y de emisiones. Toyota incorpora catalizadores en todos sus motores Diesel, que reducen las partículas en suspensión y los óxidos de nitrógeno.

El último apartado de Toyota Optimal Drive se centra en el cambio, tanto en la transmisión automática como en la manual. La primera, bautizada Multidrive S, es una transmisión secuencial de siete velocidades en la que se puede escoger por una conducción completamente automática, o más activa, gracias a un cambio manual secuencial. En el caso del cambio manual, Toyota presenta un claro avance con una caja manual de seis velocidades que reduce su tamaño y elementos en un 15 por ciento, y que mejora la gestión del motor.

Los sistemas híbridos basan su funcionamiento en combinar dos tipos diferentes de fuentes de energía y que actúan en distintos aspectos de la marcha del vehículo. En el caso de Toyota, como hemos podido ver en el Prius, aúna un motor de gasolina, diseñado para gastar el mínimo combustible, y un motor eléctrico completamente ecológico que funciona a partir de una batería eléctrica de níquel-metal híbrido.

Junto a esta tecnología híbrida, Toyota incluye el Hybrid Synergy Drive (HSD) , que mejora sus prestaciones (aceleración y comportamiento urbano o en carretera) y eficiencia (emite únicamente 89 g/km de CO2 en ciclo combinado).

Si bien los vehículos híbridos son el presente, las tecnologías alternativas de cero emisiones representan el futuro. Entre ellas, destaca la pila de combustible, que funciona con la combinación de hidrógeno y oxígeno para alimentar un motor eléctrico.

Los desechos que genera este tipo de motor son únicamente vapor de agua y calor, siendo, hoy por hoy, la solución más avanzada en el campo de la propulsión eléctrica. En la actualidad, el inconveniente que presenta la comercialización a gran escala de este tipo de motores es la inexistencia de una red real de suministro de hidrógeno. La envergadura de ésta debería ser similar a la existente de Diesel o gasolina, lo que supone una inversión a gran escala.

Así mismo, Toyota lleva su investigación a otros sistemas como el alimentado por Gas Natural Comprimido (GNC) , con emisiones muy reducidas respectos a los motores de combustión tradicional, o el Gas Líquido (GTL) , un combustible Diesel sintético producido a partir de GNC.

Más información sobre tecnologías Toyota, en la web de Toyota España.

Toyota invierte cuantiosos esfuerzos en evolucionar su tecnología de propulsión hacia el respeto medioambiental. El futuro del automóvil es eléctrico y las investigaciones de la marca japonesa llevan centrándose en este campo desde la década de los 90. Motores de gasolina y Diesel más eficientes, las tecnologías Optimal Drive, propulsores híbridos y energías alternativas se presentan como su principal línea de actuación en este campo.

Ya no el mañana, sino el presente del automóvil debe encaminarse a eliminar por completo las emisiones. Bajo el nombre de Toyota Optimal Drive, la marca encamina busca optimizar la eficiencia de los motores tradicionales de combustión interna, ya que su vida en el mercado será de una década más como mínimo. La marca nipona lleva años dedicándose a convertir estos motores en máquinas eficientes, que reduzcan el gasto de combustible y las emisiones de sustancias nocivas al medio ambiente.

En el caso del motor de gasolina, destaca el nuevo motor VVT-i, basado en una tecnología inteligente que regula la sincronización de los tiempos variables de las válvulas y reduce al mínimo el consumo de carburante. Este tipo de propulsor, que monta el nuevo Toyota Auris, limita las emisiones hasta un 17 por ciento respecto al anterior motor de gasolina. En concreto, ahorra a la atmósfera una notable cantidad de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno e hidrocarburos.

Galería relacionada

Toyota: tecnologías ecológicas

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...