Tata se apunta a la moda de coches de “bajo precio”

La marca india Tata se ha marcado un ambicioso objetivo para el mercado español de aquí al año 2011. En este tiempo, Tata espera multiplicar por ocho sus ventas hasta alcanzar las 20.000 unidades. Para ello, pondrá a la venta varios modelos a partir de 6.000 euros, siguiendo el camino iniciado por Renault con el Dacia.
-
Tata se apunta a la moda de coches de “bajo precio”
Tata se apunta a la moda de coches de “bajo precio”

Las ventas de Tata en España han pasado de las 1.380 unidades comercializadas en 2005 a 2.485 en 2006, y en 2007 espera superar la barrera de las 6.500. Para lograr este objetivo, Tata ampliará su red de concesionarios de los 51 con los que cuenta ahora hasta los 66 al finalizar el presente año. Además, dentro de esta estrategia de crecimiento, la marca india comenzará a fabricar modelos en el entorno de los 6.000/7.000 euros.

Actualmente Tata tiene cuatro modelos en el mercado: dos turismos, un todo-terreno y un pick-up. Para reforzar esta línea de producto, este año acometerá la renovación de los modelos Indica e Indigo, con la incorporación de mecánicas Diesel, el lanzamiento de un nuevo crossover y, en el 2010, un pequeño monovolumen basado en el Indigo.

El fabricante indio, asimismo, tiene previsto poner en marcha una campaña de marketing bajo el lema “Coche para todos”, una gama de vehículos de bajo precio pero lo suficientemente seguros y que tengan calidad. Esta filosofía se ajusta perfectamente a Tata ya que sus vehículos son asequibles y razonables.

Hay que recordar que Tata Motors es la división automóvil del Grupo Tata, el más importante de la India. En España es el Grupo Bergé el importador del fabricante indio. El director general de Tata en España, Eduardo Divar, ha apuntado que “tenemos que hacernos fuertes en el nicho de mercado de coches de bajo coste”. Divar también ha asegurado que “la marca tiene un futuro halagüeño a nivel internacional”, en especial en Europa, donde quiere comenzar a producir automóviles. Para ello, se ha metido en la puja por la fábrica rumana de Daewoo, que también pretende la china Chery.

El Dacia Logan fue el primer modelo de bajo coste lanzado en España. Ahora son varias las marcas que ven futuro en este segmento. Toyota y Volkswagen ya se han mostrado interesadas en la fabricación de un vehículo adaptado a estas características, y Renault piensa incluso en lanzar un modelo más barato que el Logan. Un estudio de la consultora Roland Berger revela que en 2012 se fabricarán 18 millones de vehículos pequeños y de bajo coste con precios entre 3.500 y 10.000 euros. La demanda por estos vehículos crecerá especialmente en mercados emergentes como China, India, Rusia o Brasil. Los vehículos “low cost”, para tener éxito, según la consultora, deben ser construidos mediante plataformas ya existentes en países emergentes y con equipamiento de bajo coste, además de con una marca detrás que les dé cobertura y valor.

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

Del 7 al 13 de septiembre tienes ocasión de vivir una experiencia exclusiva a los man...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...