La tasa de alcohol no es suficiente para condenar

El Tribunal Consitucional ha absuelto a un conductor que cuatriplicaba la tasa de alcoholemia permitida. Según la sentencia, el simple test no es suficiente para dictaminar conducción temeraria. ¿El nuevo Código Penal acabará con la “arbitrariedad” de los juzgados?
Autopista -
La tasa de alcohol no es suficiente para condenar
La tasa de alcohol no es suficiente para condenar

Además, supone también un varapalo para el Tribunal Supremo. Éste basó en una sentencia que, a efectos médico-legales, a partir de 1,5 miligramos de alcohol por litro de sangre la influencia en la conducción es probable.

No olvides que las compañías de seguros no cubren los daños ocasionados por un conductor ebrio. “En Automovilistas Europeos Asociados recordamos algunas personas que han llegado a perder la casa que tanto les costó pagar por una copa de más”, nos explica Mario Arnaldo.

Mario Arnaldo asegura que ningún conductor borracho puede irse de “rositas”: ahora, este automovilista recibirá la multa de Tráfico, la pérdida de puntos oportuna y la retirada temporal del carnet de conducir.

Además, con la reforma del Código Penal, estas sentencias “tienen los días contados”. Se establecerá un baremo fijo, a partir de cual siempre será delito. Así, se sabrá con toda certeza “quién es el órgano que va a imponer el castigo y cuál va a ser éste”.

· Con una tasa de aire de 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire (0,15 para profesionales y noveles) hasta 0,60 se considera una infracción de Tráfico; se castiga con multas económicas de hasta 600 euros, retirada temporar del permiso de hasta 3 meses y la pérdida de 6 puntos del carnet.
· A partir de 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire, el caso se remitirá al juzgado. Se castigará de 3 a 6 meses de prisión o multa económica, que variará dependiendo del poder adquisitivo del acusado y privación del carnet de 1 a 4 años.

El 3 de agosto de 2002, sábado, un conductor fue sometido a un control de alcoholemia aleatorio en Móstoles (Madrid). Fue parado al azar, no porque su conducción fuera peligrosa. El resultado arrojó 2,3 miligramos de alcohol por litro de sangre, cuando la tasa máxima permitida con carácter general es de 0,5 miligramos.

Fue acusado de un delito contra la seguridad del tráfico y la Audiencia Nacional le condenó a una multa de 720 euros y la privación del permiso de conducir por un año y seis meses. Sin embargo, ahora, el Tribunal Constitucional anula esa sentencia: considera que se ha vulnerado su derecho a la presunción de inocencia.

Según la sentencia del TC, “no basta comprobar el grado de impregnación alcohólica en el conductor, sino que, aun cuando resulte acreditada esa circunstancia mediante las pruebas biológicas practicadas con todas las garantías procesales que la ley exige, es también necesario comprobar su influencia en el conductor”.

El test de alcoholemia fue aplicado al azar y los agentes de policía ni siquiera recuerdan que el conductor estuviera bajo los efectos del alcohol.

Este tipo de sentencias se llevan dando en el Tribunal Constitucional desde 1985. De hecho, se han apoyado en 12 casos precedentes. La tasa de alcohol, por sí sola, no prueba ningún delito contra la seguridad del tráfico.

Según Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), en el fondo es un “tirón de orejas” a la Fiscalía y a la Policía, que no hizo bien su trabajo.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...