Talleres: la escala necesaria

En España hay más de 51.200 talleres de reparación de vehículos. Ahora, con los cambios legales que ha preparado la Unión Europea, el panorama cambia radicalmente para estas empresas. Su gran reto es afrontar estas transformaciones sin que su servicio pierda calidad. Así lo harán.
-
Talleres: la escala necesaria

Así son los talleres
En España hay varios tipos de talleres. La primera división, en función del tipo de trabajo que realizan, nos habla de talleres generales, aquellos que reparan cualquier tipo de avería o fallo, y especializados, aquellos que se centran en un apartado en concreto. Así, estos últimos pueden ser mecánicos, eléctricos, de chapa y pintura.... Otros se han centrado en coches de época y clásicos, en vehículos industriales... Cada vez abundan más los que se dedican a piezas concretas, como turbos, motores Diesel, amortiguación, preparaciones especiales, etc. También los hay especializados únicamente en mecánica rápida y mantenimiento, con lo que sus actividades se circunscriben a tareas muy concretas y de rápida solución.

Al margen de lo que hagan, los talleres se dividen también por su constitución jurídica. De esta forma, una gran parte de la red de talleres está formadada por los llamados oficiales, que son aquellos que van asociados a una marca automovilística concreta y, generalmente, dependen de un concesionario de dicho fabricante.

Tras estos, los más conocidos son los llamados independientes o multimarca. Son los "talleres de toda la vida", esos que acogen a todo el mundo, independientemente de cuál sea la marca del vehículo. Este grupo supone un 60 por ciento del total.

En los últimos años han proliferado dos nuevas especies: las redes de mecánica rápida y los talleres dependientes de grupos de distribución de recambios o fabricantes de componentes. En el primer caso, las redes de mecánica rápida son talleres que, bajo una imagen y una gestión comunes, realizan estas tareas de mantenimiento y revisión. Son los conocidos Tiendas Aurgi, Midas, Boxes...

En el segundo caso estamos ante establecimientos que han nacido al calor de los grandes grupos de distribución de recambios. Son compañías que negocian con los componentes y que, buscando el máximo beneficio, han decidido crear sus propios talleres para vender sus recambios. También hay fabricantes de piezas, como Bosch, que tienen sus propios centros de reparación. En ambos casos se da el fenómeno del abanderamiento, talleres que, libremente, deciden asociarse con grupos o fabricantes. Asumen sus reglas y su imagen y se benefician de su "poder de convocatoria" y sus precios.

Te recomendamos

No hay mejor manera de conocer un producto que poder probarlo a fondo. Bridgestone y ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...