SYM VS-3 125

Desde la barrera de los 2.000 euros, consigue ser un ciudadano compacto y funcional, bien equipado y capaz de ofrecer innovaciones en un segmento tan homogéneo. Como buen taiwanés busca ofrecer un equipamiento completo y práctico, bien pensado pero siempre sin que el factor económico se vea alterado.
-
SYM VS-3 125
SYM VS-3 125

Dinámicamente achaca un poco su peso (133 Kg verificados), es un scooter de dimensiones generosas y eso se deja notar, y más cuando tu propulsor es un sencillo monocilíndrico refrigerado por aire.

Esto pasa factura de mayor manera en su aceleración corta, con una transmisión también algo conservadora, pero no tanto al desplegar su velocidad máxima donde es capaz de superar los 100 km/h. Su tacto general y el de las suspensiones en particular es «blandito» y esto le hace perder confianza si circulamos a ritmo alto.

Su frenada cumple correctamente con su cometido a pesar de montar un tambor detrás y puede presumir de su exclusivo disco perimetral delantero, una excepción en el mundo del scooter.

El asiento acoge a ambos ocupantes confortablemente y bajo éste disponemos de un hueco muy capaz donde con un casco integral dentro nos sobrará mucho espacio. Eso sí, si somos de piernas largas pronto comprobaremos que su plataforma está demasiado elevada

Te recomendamos

Hay un público fiel que sigue apostando por las berlinas tradicionales, y ahí el Lexu...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...

El Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlina surcoreana, se ve las caras...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...