Esto es lo que pasa si sustituyes el aceite del motor por Coca-Cola (Vídeo)

Un coche viejo, mucho tiempo libre y unos cuantos litros de Coca-Cola. Eso es todo lo que necesitas para hacer un experimento y, de paso, ‘petarlo’ en YouTube.
Carlos Cuesta Chanes -
Esto es lo que pasa si sustituyes el aceite del motor por Coca-Cola (Vídeo)
Esto es lo que pasa si sustituyes el aceite del motor por Coca-Cola (Vídeo)

¿Por qué aceite? ¿Por qué no otro líquido como, por ejemplo, Coca-Cola? Esto es lo que parece haberse preguntado el individuo del vídeo que te mostramos hoy. Y no parece una pregunta tan absurda cuando uno se fija en los datos en torno al vídeo: más de un millón de reproducciones en menos de un mes y más de 250.000 suscriptores en su canal, dedicado a experimentos caseros que hacen una mezcla imposible entre lo absurdo y lo interesante.

Pero vamos a lo que nos ocupa: el aceite se usa en el motor de un coche para que se cuele entre las piezas que lo forman, lubricándolas y evitando el contacto directo entre ellas para reducir su fricción y, por tanto, su desgaste. Además, y en parte como consecuencia de esto, tiene un efecto refrigerador. Por último, mantiene el motor limpio de impurezas.

Así, si bien es cierto que el aceite desempeña una buena cantidad de funciones dentro de un coche, no lo es menos que la Coca-Cola también tiene muchas funciones al margen de la de refrescarnos: soluciona atascos en las tuberías, sirve para limpiar manchas de grasa y hay quien la usa incluso para abrillantar el inodoro. También se toma batida para solucionar los ‘problemillas’ de diarrea, sirve para quitarnos un chicle que se nos haya pegado al pelo y elimina restos de pintura en los muebles. Incluso puede usarse para el mantenimiento del coche: es capaz de limpiar la corrosión que se acumula en la batería, elimina el óxido y ayuda a aflojar tornillos.

Entonces, ¿puede la Coca-Cola –azucarada y pegajosa- reemplazar al ligero y fluido aceite? La respuesta está clara desde hace un rato, ¿no? En el experimento del vídeo puedes ver el desastroso resultado. Estos improvisados científicos vierten una buena cantidad del popular refresco en el depósito de aceite de un maltrecho Ford Fiesta. Te puedes hacer una idea, pero aun así te recomendamos que veas el vídeo.

También te puede interesar

20 trucos caseros y baratos para limpiar el coche por dentro y por fuera

Experimento social: ¿los Ferrari atraen a las mujeres? (vídeo)

El motor EcoBoost de Ford propulsa… ¡un monopatín! (vídeo)

Las versiones de coches más especiales y llamativas

Te recomendamos

Con un diseño deportivo, el mayor espacio de su clase, los motores con menor consumo ...

Nuevo rival en circuito para el Kia Stinger GT, la versión más deportiva de la berlin...

El Ford Focus siempre ha sido un compacto de retos y récords, y su cuarta generación ...

El fabricante japonés sigue buscando los límites de su compacto y parece no hallarle ...