Stop a la discriminación

¿Conducen distinto las mujeres? ¿Es justo que paguen menos seguro? ¿Existen coches “femeninos o masculinos”? Ya es hora de acabar con los viejos estereotipos. Te aclaramos todo lo que siempre quisiste saber sobre las automovilistas y nunca te atreviste a preguntar. Es nuestro homenaje en el Día de la Mujer Trabajadora.
Autopista -
Stop a la discriminación
Stop a la discriminación

España es una gran potencia del motor: 13 fábricas de automóviles, importantes centros de diseño y un gran conglomerado de plantas de componentes. Sin embargo, parece que en este gran universo no hay demasiado espacio para las mujeres: son menos, ocupan peores puestos, cobran sueldos inferiores y su posibilidad de promoción resulta nula.

Los datos que baraja la Federación Minerometalúrgica de CC.OO. hablan por sí solos:
* Los salarios de las trabajadoras de este sector son el 77,9 por ciento de los de los trabajadores. En un mismo puesto, una mujer cobra un 22,1 por ciento menos que un hombre.
* Además, sólo pueden optar a unos puestos en los que sus cualidades no se reconocen (económicamente hablando). Los pluses prácticamente se reservan para labores tradicionalmente ocupadas por varones.

Y no es tan fácil acabar con esta situación. Tradicionalmente, se ha excluido a las mujeres de las tareas de producción de vehículos. Es un sector muy “masculinizado”, nos comenta Juana Aguado, de CC.OO.: “Una joven casi no se planteaba estudiar mecánica, por ejemplo, porque creía que después no iba a encontrar trabajo”, nos explica.

En las cadenas de montaje de empresas como Nissan, Opel o Santana, apenas hay un 7 por ciento de mujeres y éstas normalmente tienen contratos temporales. Además, como se han incorporado más tarde a estos puestos, casi no tienen antigüedad y no pueden optar a promociones internas.

Las empresas de componentes sí tienen muchas mujeres en nómina, pero también son las primeras en salir por la puerta cuando hay un expediente de regulación de empleo. Y el futuro que tienen por delante no es muy esperanzador: la industria auxiliar se encuentra prácticamente en cuarentena; si en 1995 generaba más de 15.000 empleos, durante el período 2003-2004 despidió a 5.000 trabajadores. Hay más cierres anunciados y todo parece indicar que las mujeres tienen muchas papeletas en esta triste lotería: son las que menos capacidad tienen de adaptarse a los imperativos de los fabricantes.

¿Por qué? Principalmente porque la industria del automóvil tiene una palabra de moda: “flexibilidad”. Cambios de turnos, aumento de la producción al libre albedrío del mercado, reducción de jornada cuando la demanda anda floja... A las mujeres con cargas familiares les resulta más difícil adaptarse a este ritmo. No olvidemos que en España hay 16 semanas de baja maternal y dos días de permiso para el padre; estamos muy lejos de los 105 días consecutivos que dan en Finlandia a las madres y de los 18 días que reservan para los padres (¡y son días laborables, no se cuentan los domingos!).

Renault y la paga a sus trabajadoras. Esta compañía ha firmado un acuerdo en Francia con los sindicatos mayoritarios del país para promover la igualdad profesional entre hombres y mujeres. Pretenden igualar los salarios y acabar definitivamente con la sensación de que “la industria automovilística es un sector exclusivo para hombres”, aseguran. Sorprendente, si tenemos en cuenta que este convenio se ha firmado el pasado mes de febrero: ¡no nos estamos remontando al siglo XIX! Además, en la actualidad, sólo el 13 por ciento de los trabajadores del grupo en Francia son mujeres.

<

p>

DC busca directivas. El consorcio DaimlerChrysler ha organizado durante los tres últimos años una particular oferta de empleo. Recluta mujeres para puestos directivos. En 2002, 51 enviaron sus currículos: la mayoría eran tituladas en Ciencias Económicas o en Ingeniería.

¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?... Hemos querido encontrar respuestas. Por eso, hemos entrevistado a la mujer que más alto ha llegado en la automoción española: Magda Salarich. Es la máxima responsable de Citroën en España y –a la vez- directora de Comercio y Márketing de la marca en toda Europa.

Habíamos leído que Magda no concedía entrevistas para hablar de su condición de mujer. Nos aclara que prefiere centrarse en su empresa, en el mercado, en el sector... Sin embargo, ha hecho una excepción y nos permitirá hablar un poco de su vida personal: “En Citroën, nunca he sufrido discriminación por ser mujer y, desde luego, nunca he caído en la tentación de pensar que los problemas que me han surgido han tenido que ver con ese hecho. Ahora bien, eso no significa que no sea consciente de que la mujer sí sufre discriminación. Hay muchos casos que transcienden y las estadísticas que se manejan así lo demuestran”, nos confiesa.

Magda Salarich: Me decanté un poco por casualidad. Cuando acabé mi carrera de ingeniero del ICAI, me surgió la oportunidad de trabajar en la fábrica de Citroën en Vigo y me pareció interesante. A partir de ese momento, todo ha ido rodado. Creo que el sector de la automoción tiene interés tanto para los hombres como para las mujeres. Depende de sus gustos, de sus competencias, de sus intereses particulares... no de su sexo.

M.S: “En la adquisición de un vehículo para la familia, intervienen el hombre y la mujer. Si analizamos los motivos de compra del hombre y de la mujer, vemos que los tres primeros son idénticos entre ambos. Es decir, tanto el hombre como la mujer citan como principales motivos de compra la línea (35 por ciento y 37 por ciento respectivamente), seguida del precio (20 y 22) y de las prestaciones (17 y 12). Por tanto, en Citroën pensamos en ambos a la hora de diseñar un vehículo.
Por otra parte, no creo que exista una única mujer como no existe un único hombre, sino mujeres diferentes, con personalidades diferentes, necesidades diferentes... Nuestra gama de vehículos no se compone de cinco modelos para que los hombres puedan elegir y uno solo destinado a la mujer, como si sólo existiera un tipo único de mujer. Nuestra gama está compuesta por vehículos que responden a exigencias y gustos diferentes, tanto de hombres como de mujeres”.

Participa en nuestros foros y hazte oír.
¿Eres mujer? ¿Te gusta conducir? ¿Te apasionan los coches? ¿Crees que las carreteras españolas son "machistas"? ¿Qué vehículo te comprarías si pudieras? ¿Qué es lo que más te preocupa al volante? Queremos saber tu opinión.

Galería relacionada

Trabajadoras

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

SYM se ha consolidado como una de las referencias en el mundo del scooter en nuestro ...

El retrato más personal que encontrarás de mítico piloto Ayrton Senna, con hasta 25 h...

SEAT, Autopista y el Máster en Styling y Diseño de la Universidad Politécnica de Vale...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...