Stop atropellos

Los atropellos son una epidemia en una sociedad como la nuestra. Es labor de todos (peatones, marcas y administraciones públicas) intentar reducirlos. Te contamos algunas de las iniciativas que ya se están desarrollando.
-
Stop atropellos
Stop atropellos
Ver vídeosVer Vídeos
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""></td></tr>
<tr> 
<td class=visu2><img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1 height=1 alt=""></td>
<td id=visu5><ul> 




    <li><a href="javascript:abrir_ventana

('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?cod_media=41681&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">Capó activo C6

Sobre el diseño del capó de los automóviles no hay legislación. Eso sí, los fabricantes se han comprometido a que este elemento sea menos dañino para los peatones y ciclistas en caso de atropello. En la actualidad, el único vigilante es el EuroNCAP y sus pruebas de choque, que valoran qué coches infringirían mayores y menores daños en el caso de un hipotético atropello.

La protección que ofrece un vehículo a los peatones en caso de atropello se determina lanzando contra distintos puntos del frontal del vehículo unos instrumentos o "formas", tal y como se las denominan técnicamente, que reproducen la masa, inercia y altura sobre el suelo de las siguientes áreas del cuerpo humano: la cabeza de un niño y la de un adulto, la parte superior de la pierna y el tercio medio de la pierna de un adulto (incluyendo ésta última la rodilla). Estos impactos reciben una puntuación que oscila entre el dos (protección adecuada) y el cero (nula); al mismo tiempo, la zona del frontal donde se produce el choque está representada por tres colores, dependiendo de la gravedad de los mismos. Así, el rojo representa la máxima gravedad, el amarillo un término medio y el verde unos daños mínimos. Las sumas de las puntuaciones, mínimo de 0 y máximo de 36, corresponderán a un número determinado de estrellas, siendo las cuatro estrellas la máxima puntuación. En este apartado te recordamos que en protección de pasajeros se dan hasta cinco estrellas y cuatro en protección de niños.

Por el momento, sólo uno de los vehículos testados por este organismo independiente, el Citroën C6, ha logrado esa máxima puntuación en la protección a los peatones en caso de atropello. El secreto: un sistema de capó activo que se eleva ligeramente en caso de choque contra un obstáculo. De esta manera, se incrementa la distancia entre el capó y los elementos mecánicos rígidos que se encuentran debajo de él, lo que permite absorber la energía de deformación y limitar los daños en el impacto de la cabeza contra el capó. Te ofrecemos un vídeo donde puedes ver cómo funciona.

Por medio de un sensor que detecta el impacto y de un mecanismo pirotécnico, este capó se eleva 65 milímetros en menos de 40 milisegundos y mantiene esta posición, a pesar del impacto del choque. Según sostiene la marca, se han realizado simulaciones digitales de impacto contra peatones de todas las morfologías. Su calibración se ha llevado a cabo a partir de múltiples ensayos físicos con maniquís, que representan a los peatones (para los casos de disparo del dispositivo) y con diferentes objetos contra los que puede impactar el vehículo (carritos, conos, postes de plástico...).

La nueva generación del Jaguar XK también cuenta con una tecnología similar, aunque, según Jaguar, su capó activo, que también se eleva unos centímetros, es capaz de discriminar la colisión con una persona de la de otro tipo de objeto.

Al mismo tiempo, compañías como General Electric están trabajando en nuevos materiales para fabricar capós que reduzcan los daños que se provocan a las víctimas.

Según las estimaciones que maneja la Unión Europea, la generalización de este tipo de capós activios y el diseño menos agresivo de los parachoques permitirá evitar cada año hasta 2.000 muertes de peatones y de ciclistas en Europa

Las partes del cuerpo de los peatones más expuestas a sufrir lesiones durante un impacto con un vehículo en movimiento son la cabeza, la pelvis y la rodilla. Estas lesiones se pueden asociar directamente a partes concretas del automóvil. Los daños que se producen en la cabeza suelen ser causados por el contacto con la parte superior del capó y los montantes A; los impactos con la parte superior del capó y la aleta producen lesiones en la pelvis y la parte superior de la pierna; y el contacto con el parachoques afecta a la rodilla y la parte inferior de la pierna.

Galería relacionada

Jaguar XK

Te recomendamos

Range Rover sorprendió a todos con la llegada de su último SUV. El Range Rover Velar ...

Hablar del MINI Countryman Híbrido Enchufable es hablar de un SUV camaleónico, que aú...

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...