Stop atropellos

Los atropellos son una epidemia en una sociedad como la nuestra. Es labor de todos (peatones, fabricantes y administraciones públicas) intentar reducirlos. Te contamos algunas de las iniciativas que ya se están desarrollando.
Autopista -
Stop atropellos
Stop atropellos

Los atropellos han descendido en la Unión Europea y en España en los últimos años. No obstante, que anualmente mueran más de 4.500 personas en la UE y más de 600 en nuestro país todavía es una cifra inadmisible y deben reducirse lo máximo posible.

La labor para bajar estas cifras de siniestralidad será ardua, porque en los atropellos participan multitud de factores y varios actores: el tipo de coche, la velocidad, la visibilidad, la presencia del alcohol, el conductor, el peatón, etc.

Las instituciones comunitarias creen que cualquier trabajo en este sentido es poco. Quieren que el diseño de los automóviles sea menos agresivo con los peatones y, por tanto, que los daños que ocasionen sean de menor gravedad. Un primer paso ha sido la directiva 2005/66 EC, que trataba sobre el uso de sistemas de protección delantera en vehículos de motor, las popularmente conocidas como “defensas”, ya sean de serie en el vehículo o se hayan instalado con posterioridad. A partir de agosto de 2006, aquellas que no cumplan una serie de características de diseño no contarán con homologación y no podrán ponerse a la venta en ningún país de la Unión Europea.

A partir de agosto de 2006, las “defensas” en coches nuevos deberán reunir una serie de características, entre las que destacan las siguientes:

  • Toda superficie rígida que mire hacia fuera tendrá una curvatura mínima de 5 mm.
  • La masa total no debe superar el 1,2 por ciento de la masa del vehículo, con un máximo de 18 kg.
  • La altura máxima del sistema instalado no será superior a 100 mm a partir de la imaginaria línea horizontal que une la parte alta de los faros.
  • El sistema no superará en anchura a la del propio vehículo y, si supusiera más del 75 por ciento de la misma, los extremos de las “defensas” estarán vueltos hacia dentro con el fin de reducir los peligros de enganchones.
  • El sistema de protección delantera no reducirá la eficacia de los parachoques ni de los sistemas de alumbrado.

Para verificar que las “defensas” cumplen los requisitos que se exigen, se le realizarán una serie de pruebas de choque a 40 km/h contra un dummy en el que se han simulado diferentes partes del cuerpo humano, tales como la rodilla, el muslo o la cabeza.

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Una historia de amor de ida y vuelta a bordo de un MINI....

Por espacio y tecnología, el MINI Countryman se establece como una de las opciones má...

No es una afirmación gratuita, sino el resultado de un estudio del INSIA, uno de los ...

Por la ciudad, a la montaña, de viaje, solo, en pareja o en familia... pero siempre d...

Con las proporciones más deportivas y el dinamismo de conducción de un turismo, pero ...

Los ganadores de un juego de neumáticos todo tiempo Bridgestone Weather Control A005 ...