SsangYong Actyon Sports Pick Up

SsangYong sigue adelante con la renovación de su gama. A la presentación del Actyon, producida hace unos meses, sigue ahora la del Actyon Sports, variante pick-up que sustituye en la gama al ya veterano Musso Sports. Como sucedía con este último, el pick-up coreano muestra unas magníficas maneras tanto en el campo como en la carretera. Es, desde luego, un coche inteligente.
-
SsangYong Actyon Sports Pick Up
SsangYong Actyon Sports Pick Up
Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img 

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""> <img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt="">

        <li><a href="javascript:abrir_ventana
    

    ('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?

    cod_media=61234&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">SsangYong Actyon Sports

<img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt=""> <img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=left hspace=0 alt=""><img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=right hspace=0

alt="">

Como queda claro por el nombre, el Sports Pick Up es una variante construida sobre la base del Actyon, que, a su vez, utiliza la plataforma del Kyron. Sin embargo, el pick up es 32 centímetros más largo que el Actyon normal, todos ellos ganados en la batalla.

Este cambio fundamental determina la configuración de un coche claramente más largo y voluminoso que el coqueto Actyon. Aun así, con 4,96 metros, no es el más largo de los pick-ups del mercado, sino uno de los más cortos. A cambio, como emplea la plataforma de un todo terreno convencional y no la de un industrial, se ha podido hacer mucho más ancho que sus rivales. Sus 1,90 metros de anchura son la mejor referencia del segmento, lo que se traduce en las mejores cotas de habitabilidad interior y en una caja de carga que ofrece la mayor capacidad cúbica. Eso sí: montada sobre muelles y amortiguadores, esta caja no puede con tanto peso como sus rivales y se queda en “sólo” 453 kg.

El Sports Pick-Up representa lo que en SsangYong han empezado a denominar SUT, un nuevo híbrido verbal que significa Sport Utility Truck, o, llanamente, algo así como todo terreno de uso deportivo y práctico. Así, quedan atrás las ya conocidas siglas SUV para abrir una categoría nueva, lo mismo que la firma coreana hizo cuando se inventó lo de SUC, sport utility coupé para el Actyon. Por cierto, Actyon también es otro “palabro” que viene de las palabras action y youth, acción y juventud, en inglés… La cosa va de inventos linguísiticos.

La altura es otro concepto que SsangYong esgrime para promocionar su coche. Con 1,75 de alto, es uno de los más espigados, lo que se traduce, de nuevo, en mayor amplitud en la cabina. Y, claro, en un problema que sólo se puede observar cuando se trabaja con el coche: los laterales de la caja quedan muy arriba y resultará difícil aupar por encima de ellos cualquier objeto de peso cuando, por cualquier circunstancia, no se pueda abrir su portón trasero. Por cierto, este último es tan pesado como en el viejo Musso.

Como ya sabemos que deriva del Actyon, no hay mucho que decir de la imagen exterior del coche. Al menos, de la parte delantera, que es la que tiene en común con el SUC. Ahí sigue ese morro picudo que simula el de un tiburón, y también los musculazos laterales, subrayados por unas impactantes llantas de 18 pulgadas.

Pero, claro, este Actyon cuenta con una caja de carga y ahí vienen las diferencias. En SsangYong dicen que han sido “conservadores” y han decidido mantener, más o menos, las formas que tenía la caja del Musso Sports. Así, visto desde atrás, el coche remite inmediatamente a su antecesor y hay que fijarse en los nuevos grupos ópticos para establecer las diferencias. Después, la mayor altura del portón deja claro que hablamos de otro coche.

En cambio, en el interior no hay dudas. Inmediatamente nos damos cuenta del cambio y, claro, del parecido con el Actyon normal, del cual es casi clónico este habitáculo.
Aunque hay algún plástico mejorable, en general la sensación de calidad es importante, algo que se aprecia en el buen ajuste de los mandos, las nuevas tapicerías en cuero y muchos otros detalles que componen el habitáculo. Como muestra, las originales agrupaciones de mandos que, con forma redonda, se sitúan a ambos lados del volante. Otros toques hablan de un coche mucho más moderno y sofisticado de lo que es habitual entre los pick-ups: mandos en el volante, asientos traseros con el respaldo inclinado, portaobjetos detrás de la fila posterior de asientos, portagafas, climatizador con sistema de control del aire, batería de seguridad… En definitiva, matices que sitúan al Actyon Sports más básico un par de pasos por delante de lo que ofrecen sus rivales como acceso de gama.

<

p> Y si hay un punto que diferencia claramente a este coche de sus rivales es el apartado de cotas de habitabilidad para el asiento trasero. Con 85 centímetros para las piernas y 146 centímetros de anchura, en SsangYong pueden presumir de ofrecer la mejor doble cabina de cuantas se venden en nuestro mercado.

Como hemos visto hasta aquí, la gran jugada de SsangYong está centrada en el equipamiento, en ofrecer más que los demás a precios interesantes.
Y, la verdad, parece que es una jugada ganadora. Por los 23.990 euros que cuesta el Actyon Sports Pick Up 200 Xdi se cuenta con una dotación que incluye airbags delanteros, ABS y distribuidor de la frenada, anclajes Isofix, alarma, radio con CD, antinieblas, neumáticos en medida 225/75 R sobre llanta de 16 pulgadas, retrovisores calefactados, aire acondicionado, volante con mandos multifunción y revestimiento en cuero para el pomo del cambio y el propio volante. Esta lista no impresionará a los que no conozcan el segmento de los pick-up, pero los que conozcan cómo son habitualmente las versiones básicas de este mercado se darán cuenta de que tienen poco que ver con este listado.
Claro que también hay carencias. Por ejemplo, sigue faltando el ordenador de a bordo y, por el momento, no se ofrece ni como opción el control de estabilidad.

Sobre esta base, el 200 Xdi Limited añade los asientos de cuero, el climatizador, los retrovisores plegables eléctricamente y neumáticos de 225/60R sobre llantas de 18 pulgadas, una rueda que no ofrece nadie más.
Para el listado de opciones quedan la caja de cambios automática de cuatro relaciones (combinada con control de crucero en el Limited) y la pintura metalizada, que cuesta 350 euros.

Además, habrá un extenso catálogo de complementos, como defensas, estribos, peldaños y dos tipos de carenados para la caja, uno de ellos acristalado y el otro, una simple tapa. Aunque estas opciones están todavía por definir del todo, se sabe que el techo acristalado para la caja costará unos 2.000 euros.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img 

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""> <img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt="">

        <li><a href="javascript:abrir_ventana
    

    ('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?

    cod_media=61234&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">SsangYong Actyon Sports

<img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt=""> <img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=left hspace=0 alt=""><img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=right hspace=0

alt="">

Como queda claro por el nombre, el Sports Pick Up es una variante construida sobre la base del Actyon, que, a su vez, utiliza la plataforma del Kyron. Sin embargo, el pick up es 32 centímetros más largo que el Actyon normal, todos ellos ganados en la batalla.

Este cambio fundamental determina la configuración de un coche claramente más largo y voluminoso que el coqueto Actyon. Aun así, con 4,96 metros, no es el más largo de los pick-ups del mercado, sino uno de los más cortos. A cambio, como emplea la plataforma de un todo terreno convencional y no la de un industrial, se ha podido hacer mucho más ancho que sus rivales. Sus 1,90 metros de anchura son la mejor referencia del segmento, lo que se traduce en las mejores cotas de habitabilidad interior y en una caja de carga que ofrece la mayor capacidad cúbica. Eso sí: montada sobre muelles y amortiguadores, esta caja no puede con tanto peso como sus rivales y se queda en “sólo” 453 kg.

El Sports Pick-Up representa lo que en SsangYong han empezado a denominar SUT, un nuevo híbrido verbal que significa Sport Utility Truck, o, llanamente, algo así como todo terreno de uso deportivo y práctico. Así, quedan atrás las ya conocidas siglas SUV para abrir una categoría nueva, lo mismo que la firma coreana hizo cuando se inventó lo de SUC, sport utility coupé para el Actyon. Por cierto, Actyon también es otro “palabro” que viene de las palabras action y youth, acción y juventud, en inglés… La cosa va de inventos linguísiticos.

La altura es otro concepto que SsangYong esgrime para promocionar su coche. Con 1,75 de alto, es uno de los más espigados, lo que se traduce, de nuevo, en mayor amplitud en la cabina. Y, claro, en un problema que sólo se puede observar cuando se trabaja con el coche: los laterales de la caja quedan muy arriba y resultará difícil aupar por encima de ellos cualquier objeto de peso cuando, por cualquier circunstancia, no se pueda abrir su portón trasero. Por cierto, este último es tan pesado como en el viejo Musso.

Como ya sabemos que deriva del Actyon, no hay mucho que decir de la imagen exterior del coche. Al menos, de la parte delantera, que es la que tiene en común con el SUC. Ahí sigue ese morro picudo que simula el de un tiburón, y también los musculazos laterales, subrayados por unas impactantes llantas de 18 pulgadas.

Pero, claro, este Actyon cuenta con una caja de carga y ahí vienen las diferencias. En SsangYong dicen que han sido “conservadores” y han decidido mantener, más o menos, las formas que tenía la caja del Musso Sports. Así, visto desde atrás, el coche remite inmediatamente a su antecesor y hay que fijarse en los nuevos grupos ópticos para establecer las diferencias. Después, la mayor altura del portón deja claro que hablamos de otro coche.

En cambio, en el interior no hay dudas. Inmediatamente nos damos cuenta del cambio y, claro, del parecido con el Actyon normal, del cual es casi clónico este habitáculo.
Aunque hay algún plástico mejorable, en general la sensación de calidad es importante, algo que se aprecia en el buen ajuste de los mandos, las nuevas tapicerías en cuero y muchos otros detalles que componen el habitáculo. Como muestra, las originales agrupaciones de mandos que, con forma redonda, se sitúan a ambos lados del volante. Otros toques hablan de un coche mucho más moderno y sofisticado de lo que es habitual entre los pick-ups: mandos en el volante, asientos traseros con el respaldo inclinado, portaobjetos detrás de la fila posterior de asientos, portagafas, climatizador con sistema de control del aire, batería de seguridad… En definitiva, matices que sitúan al Actyon Sports más básico un par de pasos por delante de lo que ofrecen sus rivales como acceso de gama.

<

p> Y si hay un punto que diferencia claramente a este coche de sus rivales es el apartado de cotas de habitabilidad para el asiento trasero. Con 85 centímetros para las piernas y 146 centímetros de anchura, en SsangYong pueden presumir de ofrecer la mejor doble cabina de cuantas se venden en nuestro mercado.

Como hemos visto hasta aquí, la gran jugada de SsangYong está centrada en el equipamiento, en ofrecer más que los demás a precios interesantes.
Y, la verdad, parece que es una jugada ganadora. Por los 23.990 euros que cuesta el Actyon Sports Pick Up 200 Xdi se cuenta con una dotación que incluye airbags delanteros, ABS y distribuidor de la frenada, anclajes Isofix, alarma, radio con CD, antinieblas, neumáticos en medida 225/75 R sobre llanta de 16 pulgadas, retrovisores calefactados, aire acondicionado, volante con mandos multifunción y revestimiento en cuero para el pomo del cambio y el propio volante. Esta lista no impresionará a los que no conozcan el segmento de los pick-up, pero los que conozcan cómo son habitualmente las versiones básicas de este mercado se darán cuenta de que tienen poco que ver con este listado.
Claro que también hay carencias. Por ejemplo, sigue faltando el ordenador de a bordo y, por el momento, no se ofrece ni como opción el control de estabilidad.

Sobre esta base, el 200 Xdi Limited añade los asientos de cuero, el climatizador, los retrovisores plegables eléctricamente y neumáticos de 225/60R sobre llantas de 18 pulgadas, una rueda que no ofrece nadie más.
Para el listado de opciones quedan la caja de cambios automática de cuatro relaciones (combinada con control de crucero en el Limited) y la pintura metalizada, que cuesta 350 euros.

Además, habrá un extenso catálogo de complementos, como defensas, estribos, peldaños y dos tipos de carenados para la caja, uno de ellos acristalado y el otro, una simple tapa. Aunque estas opciones están todavía por definir del todo, se sabe que el techo acristalado para la caja costará unos 2.000 euros.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img 

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""> <img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt="">

        <li><a href="javascript:abrir_ventana
    

    ('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?

    cod_media=61234&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">SsangYong Actyon Sports

<img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt=""> <img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=left hspace=0 alt=""><img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=right hspace=0

alt="">

Como queda claro por el nombre, el Sports Pick Up es una variante construida sobre la base del Actyon, que, a su vez, utiliza la plataforma del Kyron. Sin embargo, el pick up es 32 centímetros más largo que el Actyon normal, todos ellos ganados en la batalla.

Este cambio fundamental determina la configuración de un coche claramente más largo y voluminoso que el coqueto Actyon. Aun así, con 4,96 metros, no es el más largo de los pick-ups del mercado, sino uno de los más cortos. A cambio, como emplea la plataforma de un todo terreno convencional y no la de un industrial, se ha podido hacer mucho más ancho que sus rivales. Sus 1,90 metros de anchura son la mejor referencia del segmento, lo que se traduce en las mejores cotas de habitabilidad interior y en una caja de carga que ofrece la mayor capacidad cúbica. Eso sí: montada sobre muelles y amortiguadores, esta caja no puede con tanto peso como sus rivales y se queda en “sólo” 453 kg.

El Sports Pick-Up representa lo que en SsangYong han empezado a denominar SUT, un nuevo híbrido verbal que significa Sport Utility Truck, o, llanamente, algo así como todo terreno de uso deportivo y práctico. Así, quedan atrás las ya conocidas siglas SUV para abrir una categoría nueva, lo mismo que la firma coreana hizo cuando se inventó lo de SUC, sport utility coupé para el Actyon. Por cierto, Actyon también es otro “palabro” que viene de las palabras action y youth, acción y juventud, en inglés… La cosa va de inventos linguísiticos.

La altura es otro concepto que SsangYong esgrime para promocionar su coche. Con 1,75 de alto, es uno de los más espigados, lo que se traduce, de nuevo, en mayor amplitud en la cabina. Y, claro, en un problema que sólo se puede observar cuando se trabaja con el coche: los laterales de la caja quedan muy arriba y resultará difícil aupar por encima de ellos cualquier objeto de peso cuando, por cualquier circunstancia, no se pueda abrir su portón trasero. Por cierto, este último es tan pesado como en el viejo Musso.

Como ya sabemos que deriva del Actyon, no hay mucho que decir de la imagen exterior del coche. Al menos, de la parte delantera, que es la que tiene en común con el SUC. Ahí sigue ese morro picudo que simula el de un tiburón, y también los musculazos laterales, subrayados por unas impactantes llantas de 18 pulgadas.

Pero, claro, este Actyon cuenta con una caja de carga y ahí vienen las diferencias. En SsangYong dicen que han sido “conservadores” y han decidido mantener, más o menos, las formas que tenía la caja del Musso Sports. Así, visto desde atrás, el coche remite inmediatamente a su antecesor y hay que fijarse en los nuevos grupos ópticos para establecer las diferencias. Después, la mayor altura del portón deja claro que hablamos de otro coche.

En cambio, en el interior no hay dudas. Inmediatamente nos damos cuenta del cambio y, claro, del parecido con el Actyon normal, del cual es casi clónico este habitáculo.
Aunque hay algún plástico mejorable, en general la sensación de calidad es importante, algo que se aprecia en el buen ajuste de los mandos, las nuevas tapicerías en cuero y muchos otros detalles que componen el habitáculo. Como muestra, las originales agrupaciones de mandos que, con forma redonda, se sitúan a ambos lados del volante. Otros toques hablan de un coche mucho más moderno y sofisticado de lo que es habitual entre los pick-ups: mandos en el volante, asientos traseros con el respaldo inclinado, portaobjetos detrás de la fila posterior de asientos, portagafas, climatizador con sistema de control del aire, batería de seguridad… En definitiva, matices que sitúan al Actyon Sports más básico un par de pasos por delante de lo que ofrecen sus rivales como acceso de gama.

<

p> Y si hay un punto que diferencia claramente a este coche de sus rivales es el apartado de cotas de habitabilidad para el asiento trasero. Con 85 centímetros para las piernas y 146 centímetros de anchura, en SsangYong pueden presumir de ofrecer la mejor doble cabina de cuantas se venden en nuestro mercado.

Como hemos visto hasta aquí, la gran jugada de SsangYong está centrada en el equipamiento, en ofrecer más que los demás a precios interesantes.
Y, la verdad, parece que es una jugada ganadora. Por los 23.990 euros que cuesta el Actyon Sports Pick Up 200 Xdi se cuenta con una dotación que incluye airbags delanteros, ABS y distribuidor de la frenada, anclajes Isofix, alarma, radio con CD, antinieblas, neumáticos en medida 225/75 R sobre llanta de 16 pulgadas, retrovisores calefactados, aire acondicionado, volante con mandos multifunción y revestimiento en cuero para el pomo del cambio y el propio volante. Esta lista no impresionará a los que no conozcan el segmento de los pick-up, pero los que conozcan cómo son habitualmente las versiones básicas de este mercado se darán cuenta de que tienen poco que ver con este listado.
Claro que también hay carencias. Por ejemplo, sigue faltando el ordenador de a bordo y, por el momento, no se ofrece ni como opción el control de estabilidad.

Sobre esta base, el 200 Xdi Limited añade los asientos de cuero, el climatizador, los retrovisores plegables eléctricamente y neumáticos de 225/60R sobre llantas de 18 pulgadas, una rueda que no ofrece nadie más.
Para el listado de opciones quedan la caja de cambios automática de cuatro relaciones (combinada con control de crucero en el Limited) y la pintura metalizada, que cuesta 350 euros.

Además, habrá un extenso catálogo de complementos, como defensas, estribos, peldaños y dos tipos de carenados para la caja, uno de ellos acristalado y el otro, una simple tapa. Aunque estas opciones están todavía por definir del todo, se sabe que el techo acristalado para la caja costará unos 2.000 euros.

Ver vídeosVer vídeo
<table border=0 cellspacing=0 cellpadding=0 class=visu4>
<tr align=right><td colspan=3 class=visu2><img 

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" alt=""> <img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt="">

        <li><a href="javascript:abrir_ventana
    

    ('http://multimedia.terra.es/viewer/portada.cfm?

    cod_media=61234&mapnivel1=MUS','','width=765,height=470') ">SsangYong Actyon Sports

<img src="http://www.terra.es/img/au.gif" width=1

height=1 alt=""> <img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=left hspace=0 alt=""><img

src="http://www.terra.es/img/visu_aub.gif" align=right hspace=0

alt="">

Como queda claro por el nombre, el Sports Pick Up es una variante construida sobre la base del Actyon, que, a su vez, utiliza la plataforma del Kyron. Sin embargo, el pick up es 32 centímetros más largo que el Actyon normal, todos ellos ganados en la batalla.

Este cambio fundamental determina la configuración de un coche claramente más largo y voluminoso que el coqueto Actyon. Aun así, con 4,96 metros, no es el más largo de los pick-ups del mercado, sino uno de los más cortos. A cambio, como emplea la plataforma de un todo terreno convencional y no la de un industrial, se ha podido hacer mucho más ancho que sus rivales. Sus 1,90 metros de anchura son la mejor referencia del segmento, lo que se traduce en las mejores cotas de habitabilidad interior y en una caja de carga que ofrece la mayor capacidad cúbica. Eso sí: montada sobre muelles y amortiguadores, esta caja no puede con tanto peso como sus rivales y se queda en “sólo” 453 kg.

El Sports Pick-Up representa lo que en SsangYong han empezado a denominar SUT, un nuevo híbrido verbal que significa Sport Utility Truck, o, llanamente, algo así como todo terreno de uso deportivo y práctico. Así, quedan atrás las ya conocidas siglas SUV para abrir una categoría nueva, lo mismo que la firma coreana hizo cuando se inventó lo de SUC, sport utility coupé para el Actyon. Por cierto, Actyon también es otro “palabro” que viene de las palabras action y youth, acción y juventud, en inglés… La cosa va de inventos linguísiticos.

La altura es otro concepto que SsangYong esgrime para promocionar su coche. Con 1,75 de alto, es uno de los más espigados, lo que se traduce, de nuevo, en mayor amplitud en la cabina. Y, claro, en un problema que sólo se puede observar cuando se trabaja con el coche: los laterales de la caja quedan muy arriba y resultará difícil aupar por encima de ellos cualquier objeto de peso cuando, por cualquier circunstancia, no se pueda abrir su portón trasero. Por cierto, este último es tan pesado como en el viejo Musso.

Como ya sabemos que deriva del Actyon, no hay mucho que decir de la imagen exterior del coche. Al menos, de la parte delantera, que es la que tiene en común con el SUC. Ahí sigue ese morro picudo que simula el de un tiburón, y también los musculazos laterales, subrayados por unas impactantes llantas de 18 pulgadas.

Pero, claro, este Actyon cuenta con una caja de carga y ahí vienen las diferencias. En SsangYong dicen que han sido “conservadores” y han decidido mantener, más o menos, las formas que tenía la caja del Musso Sports. Así, visto desde atrás, el coche remite inmediatamente a su antecesor y hay que fijarse en los nuevos grupos ópticos para establecer las diferencias. Después, la mayor altura del portón deja claro que hablamos de otro coche.

En cambio, en el interior no hay dudas. Inmediatamente nos damos cuenta del cambio y, claro, del parecido con el Actyon normal, del cual es casi clónico este habitáculo.
Aunque hay algún plástico mejorable, en general la sensación de calidad es importante, algo que se aprecia en el buen ajuste de los mandos, las nuevas tapicerías en cuero y muchos otros detalles que componen el habitáculo. Como muestra, las originales agrupaciones de mandos que, con forma redonda, se sitúan a ambos lados del volante. Otros toques hablan de un coche mucho más moderno y sofisticado de lo que es habitual entre los pick-ups: mandos en el volante, asientos traseros con el respaldo inclinado, portaobjetos detrás de la fila posterior de asientos, portagafas, climatizador con sistema de control del aire, batería de seguridad… En definitiva, matices que sitúan al Actyon Sports más básico un par de pasos por delante de lo que ofrecen sus rivales como acceso de gama.

<

p> Y si hay un punto que diferencia claramente a este coche de sus rivales es el apartado de cotas de habitabilidad para el asiento trasero. Con 85 centímetros para las piernas y 146 centímetros de anchura, en SsangYong pueden presumir de ofrecer la mejor doble cabina de cuantas se venden en nuestro mercado.

Como hemos visto hasta aquí, la gran jugada de SsangYong está centrada en el equipamiento, en ofrecer más que los demás a precios interesantes.
Y, la verdad, parece que es una jugada ganadora. Por los 23.990 euros que cuesta el Actyon Sports Pick Up 200 Xdi se cuenta con una dotación que incluye airbags delanteros, ABS y distribuidor de la frenada, anclajes Isofix, alarma, radio con CD, antinieblas, neumáticos en medida 225/75 R sobre llanta de 16 pulgadas, retrovisores calefactados, aire acondicionado, volante con mandos multifunción y revestimiento en cuero para el pomo del cambio y el propio volante. Esta lista no impresionará a los que no conozcan el segmento de los pick-up, pero los que conozcan cómo son habitualmente las versiones básicas de este mercado se darán cuenta de que tienen poco que ver con este listado.
Claro que también hay carencias. Por ejemplo, sigue faltando el ordenador de a bordo y, por el momento, no se ofrece ni como opción el control de estabilidad.

Sobre esta base, el 200 Xdi Limited añade los asientos de cuero, el climatizador, los retrovisores plegables eléctricamente y neumáticos de 225/60R sobre llantas de 18 pulgadas, una rueda que no ofrece nadie más.
Para el listado de opciones quedan la caja de cambios automática de cuatro relaciones (combinada con control de crucero en el Limited) y la pintura metalizada, que cuesta 350 euros.

Además, habrá un extenso catálogo de complementos, como defensas, estribos, peldaños y dos tipos de carenados para la caja, uno de ellos acristalado y el otro, una simple tapa. Aunque estas opciones están todavía por definir del todo, se sabe que el techo acristalado para la caja costará unos 2.000 euros.

Galería relacionada

SsangYong Actyon Sports

Te recomendamos

Uno de los motivos principales a la hora de comprar un coche de segunda mano es el pr...

Un SUV a la última en tecnología y adaptado a los tiempos modernos. El MINI Countryma...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

Casi todo cuanto imaginas se puede comprar con dinero, menos tu tiempo, pero MINI te ...

El Jaguar E-PACE tiene el honor de ser el primer SUV compacto de la historia de la ma...

El Mitsubishi Eclipse Cross llegó rompiendo moldes entre los SUV compactos del mercad...